Vuelven las proyecciones al histórico Cine Paz de Madrid

Fotografía de la entrada principal del Cine Paz en la actualidad. Imagen de archivo

Cine ENTREVISTA

Vuelven las proyecciones al histórico Cine Paz de Madrid

Tras más de un año de parón obligado debido a la pandemia, este viernes 17 de septiembre el Cine Paz abrirá de nuevo sus puertas con varias novedades

Salas preparadas, butacas revisadas y acomodadores listos en Cine Paz para recibir de nuevo al público este próximo fin de semana. Situado en la calle Fuencarral de Madrid, estamos hablando del cuarto cine en activo más antiguo de la capital. Con una programación de lo más variada, desde óperas y ballets hasta la mejor cartelera de cine independiente en versión doblada. Este mítico cine madrileño quiere seguir escribiendo su historia que ya cuenta con más de 75 años. “Llevamos trabajando muchos meses para este momento. Tenemos energía, ímpetu, ilusión y miramos al futuro con optimismo y esperanza de que nuestro público fiel vuelva pronto y los nuevos espectadores conozcan un nuevo Paz que les enamore”, afirma para El Independiente Carolina Góngora, miembro de la familia propietaria del Cine Paz y gestora desde 1978.

MK2, la alianza necesaria

Con esta reapertura, Cine Paz emprende una nueva etapa ligada a la multinacional francesa MK2, empresa líder en la exhibición y distribución de cine de autor en Europa que se ocupará de la programación de la cartelera, la política comercial y la animación cultural. La familia Góngora y la familia Karmitz, fundadora de MK2 en Francia en los años 70, unen lazos de forma estratégica para dar el empujón definitivo a la cultura cinéfila de la zona. “Nuestra labor principal, es llegar a un público nuevo a través de dos nuevas líneas de trabajo: la primera, transmitir el ADN de nuestra matriz francesa, reconocida por ser un referente mundial en la programación de cine de autor y por su agenda cultural multidisciplinar en paralelo a las películas de estreno; por otro lado, el desarrollo de las actividades que propondrá nuestra agencia de eventos, mk2 Sunset Cinema, con todo tipo de eventos y proyecciones especiales para que el nuevo mk2 Cine Paz sea el cine de referencia para los espectadores más inquietos que busquen contenidos exclusivos y originales”, asegura Álvaro Postigo, director general de MK2 en España.

El público encontrará el Paz con toda la vida que se merece, fiel a sus señas de identidad y con nuevas incorporaciones que van a ofrecer una agenda cultural nunca antes vista”

Carolina góngora, gestora del cine paz

La familia Góngora, gestora de las salas desde hace más de 40 años, pretende con este acuerdo dar continuidad al cine en Madrid y ofrecer al público una programación con unas señas de identidad y una línea editorial acorde a lo que el sitio requiere. “La alianza con MK2 es esencial para el Cine Paz. MK2 es propiedad de una familia, como el Cine Paz de nuestra familia, por lo que nos entendemos y nos sentimos muy identificados en el valor social y cultural del cine. Los beneficios principales de la unión es que el Cine Paz reabre como cine con el objetivo de resurgir en Madrid un espacio cultural esencial. El público encontrará el Paz con toda la vida que se merece, fiel a sus señas de identidad y con nuevas incorporaciones que van a ofrecer una agenda cultural nunca antes vista”, señala la propietaria.

Un referente del cine de nuestro país

Cartel de la primera película proyectada en Cine Paz, "Antes de entrar, dejen salir".
Cartel de la primera película proyectada en Cine Paz, «Antes de entrar, dejen salir». Imagen de archivo

Era un 13 de noviembre del 1943 cuando Cine Paz abría por primera vez sus puertas. Lo hacían con la proyección de la película española “Antes de entrar, dejen salir” y por aquel entonces contaban con una única sala de 999 butacas. A día de hoy son ya 5 las salas que ofrece este histórico cine, con un acondicionamiento de las instalaciones, iluminación y sonido acorde al siglo en el que estamos. “El Cine Paz apuesta desde hace más de 25 años por un cine independiente en versión doblada que atrae a un público fiel único en Madrid, lo que nos ha convertido en referente de taquilla de muchas películas en España. Ahora, con la nueva andadura, nos unimos a una empresa líder en la exhibición de cine autor en Europa de más de 40 años. Como empresa familiar internacional de origen francés cuyo objetivo es hacer de los cines verdaderos centros culturales y de entretenimiento que vertebren la vida de las personas en los barrios o zonas donde están, se reforzará el papel cultural que tenía el Cine Paz hasta ahora”, señala Carolina Góngora.

La pandemia, un mal para todos

Fue muy duro tener que volver a cerrar, esta vez como autoimposición para sobrevivir, pero ahora vemos que fue la mejor opción y salimos reforzados, vamos a cumplir con lo prometido gracias a la alianza con MK2”

Algo insólito; por primera vez en 120 años de historia, la industria cinematográfica de nuestro país, las salas de cine, se veían en la obligación de realizar un cierre global en todo el territorio. Días, semanas y meses sin poder abrir; en Cine Paz concretamente, fueron 100 los días que sus butacas permanecieron vacías, una temporada en la que las reservas iban disminuyendo y los gastos en aumento. “Estos días nos afectaron mucho, un local tan grande implica mucho gasto fijo, aun estando cerrado. Es cierto que reabrimos el 26 de junio del año pasado con estrenos todas las semanas, todo nuestro personal y mucha ilusión, pero nos faltó público. Con unas pérdidas del 70% con respecto al año anterior, decidimos cerrar un tiempo para poder reabrir y seguir vivos cuando todo mejorara. Fue muy duro tener que volver a cerrar, esta vez como autoimposición para sobrevivir, pero ahora vemos que fue la mejor opción y salimos reforzados, vamos a cumplir con lo prometido gracias a la alianza con MK2”

Imagen de la puerta principal en el estreno de ‘Dr. Zhivago’ en el 1966
Imagen de la puerta principal en el estreno de «Dr. Zhivago» en el 1966. Juan Miguel Pando Barrero

La pandemia del coronavirus ha hecho mucho daño a un sector que pide ayuda a las administraciones sin recibir apenas respuestas. A todo esto se le suma el tener que lidiar contra la subida constante del precio de la luz en nuestro país que les afecta de una forma directa. “El sector ha sufrido mucho durante estos meses de pandemia. Ha faltado una política de apoyo por parte de las administraciones a todos los niveles, como sí han hecho nuestros vecinos en Europa con coberturas serias en países homólogos a nosotros como Italia, Alemania o Francia. No hablamos sólo de ayudas, estamos hablando de moderar determinadas acciones unilaterales que han hecho mucho daño a nuestro sector como la retirada de las ventanas en la explotación de las películas. También ha faltado conocimiento del sector del cine por parte de las autoridades a la hora de coordinar las medidas restrictivas en los cines, produciéndose una gran asimetría de normativas y horarios por comunidades autónomas, provincias e incluso ciudades que han roto la unidad del mercado nacional. Por no hablar de la ausencia de políticas para conservar los cines en el centro de las ciudades», destaca Álvaro Postigo.

Novedades en la programación

Desde Cine Paz se pretende mantener la personalidad que han venido desarrollado durante toda su trayectoria, ofreciendo una cartelera de cine independiente de calidad, una extensa temporada de óperas y ballets y numerosas colaboraciones con festivales. Además, junto a MK2, incorporar variaciones que ayuden a proponer una programación mucho más completa que años atrás así como precios y promociones especiales para el público más joven. “Continuaremos con las señas de identidad del Cine Paz, y propondremos una extensa agenda mensual con eventos y proyecciones especiales, con las señas de identidad propias de mk2 y Sunset Cinema. Habrá mucho contenido musical, cine clásico y de culto, propuestas disruptivas y vanguardistas, divulgación cultural, y sesiones familiares los fines de semana. En muchos de estos eventos contaremos con personalidades del mundo del cine y la cultura como anfitriones o invitados”, destaca la gestora de las salas.

Imagen actual de la sala 1 del Cine Paz. Imagen de archivo

Con el fin de atraer a público nuevo a sus salas, ampliarán horarios siendo el único cine de la zona con sesiones matinales todos los días de la semana y proyectando todas las películas de la cartelera en versión original a partir de las 19:30 horas. Las cinco salas continuarán de la misma forma, contando con 333 asientos la más amplia y 99 la más pequeña, reformadas semanas antes del inicio de la pandemia.

Todo preparado para reabrir, porque como recalca Postigo, “La magia del cine solo se produce en los cines”, y es que el público sigue acudiendo a las salas de cine independiente en búsqueda de historias interesantes, que les llenen y que tenga la capacidad de hacerles reflexionar. Desde MK2 se cree que estos films de autor consiguen retar al espectador y no van dirigidos a la gran masa guiada principalmente por parámetros económicos. Aseguran que este tipo de cine atrae, y mucho, a los espectadores por eso apuestan una vez más por ello. “De momento no hay ningún indicativo que nos haga creer en que el cine independiente ya no gusta. Recordemos que, por ejemplo, algunas de las películas más taquilleras antes de la llegada de la pandemia fueron la coreana “Parásitos” o la estadounidense “Joker”, más próxima al cine de autor que a una superproducción de súper-héroes.

El vínculo creado entre Cine Paz y MK2 es esa asociación precisa que Madrid pedía a gritos desde hace tiempo; una acción vital para que la economía del cine en la capital siga en crecimiento. Cumpliendo con lo prometido, Cine Paz está de vuelta y la cultura lo celebra.

Te puede interesar