Es el momento estrella del curso político europeo. Ursula von der Leyen, la primera presidenta de la Comisión Europea, ha hecho balance del año en el que hemos afrontado la pandemia del coronavirus que se salda con más del 70% de la población europea vacunada, a la vez que ha lanzado un mensaje de optimismo hacia el futuro gracias a un plan de recuperación jamás puesto en marcha: más 750.000 millones de euros para salir de la crisis. Von der Leyen ha sacado pecho ante los eurodiputados en Estrasburgo: «Europa ha actuado de forma unida y podemos estar orgullosos por ello. Ha cumplido ante Europa y ante el resto del mundo», si bien ha reconocido que la pandemia «no es un sprint, es un maratón». Aún queda por hacer.

Ha mirado hacia atrás: «En este tiempo hemos reevaluado nuestras vidas. Hemos buscado dentro, hemos mirado nuestra alma. Europa necesita un alma, un ideal y la voluntad política de servir ese ideal», en una cita alusiva a Schuman.

Y también ha mirado hacia delante. La presidenta de la Comisión Europea ha puesto como ejemplo a los jóvenes, que han dado ejemplo en la pandemia: «Nuestra Unión será más fuerte si se parece a las jóvenes generaciones: reflexiva, determinada y apoyada en valores y preparada para la acción».

En inglés, francés y alemán, Von der Leyen ha presumido de músculo europeo en el discurso del Estado de la Unión. A pesar de que la salud no es competencia comunitaria, la Comisión Europea ha desempeñado un papel muy activo en esta crisis. La compra de vacunas se consumó con éxito, pese al bache inicial con AstraZeneca y se el pasaporte sanitario es una realidad que está permitiendo la vuelta a la vida cotidiana como era antes del Covid.

Desde diciembre de 2020 en la UE se han administrado más de 542 millones de dosis de vacunas. Más de 250 millones de ciudadanos están totalmente vacunados. Es un mayor porcentaje (72%) que en el Reino Unido o Estados Unidos. Ha mostrado su preocupación por las divergencias en la vacunación. «Hagamos todo lo necesario para que eso no se convierta en una pandemia para los no vacunados». Además, la UE va a donar otros 200 millones de dosis para los países menos favorecidos, donde la vacunación va muy lenta.

Ha recordado cómo ya dijo que había que impulsar la Unión Europea de la salud. «Propongo una nueva misión de preparación y resiliencia sanitaria para toda la Unión Europea con 50.000 millones para 2027. Ningún virus se convertirá en pandemia», ha dicho Von Der Leyen. «Hemos mostrado que cuando actuamos juntos podemos hacerlo con rapidez. Hoy ya se han generado 400 millones de certificados digitales y están conectados 42 países».

La Comisión Europea va a poner en marcha una nueva autoridad europea sobre salud llamada Hera, como la diosa griega esposa de Zeus. Es la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias. Tendrá como misión ser proactiva y tener capacidad de respuesta a las crisis.

La presidenta de la UE ha señalado como el plan de recuperación Next Generation Europe se acomete el medio y largo plazo. «Hemos aprendido de la crisis financiera. Invertimos para la reforma laboral en España o la digitalización en toda la UE… Esta crisis ha afectado la forma de nuestra economía. Hemos de construir un consenso sobre las formas de avanzar antes de 2023».

El tiempo más valioso es el que podemos dedicar a nuestros seres queridos. Proponemos una nueva estrategia europea de cuidados.. pero esa justicia social requiere justicia fiscal»

A su vez se ha referido a la necesidad de proteger el pilar europeo de derechos sociales. «Hemos aprendido lo que vale el tiempo. El más valioso es el que podemos dedicar a nuestros seres queridos. Proponemos una nueva estrategia europea de cuidados. Pero esa justicia social requiere justicia fiscal.. Está muy bien que las empresas tengan beneficios pero han de pagar una contribución justa. Por eso seguiremos luchando contra el fraude fiscal».

Especial atención ha dedicado a los jóvenes, quienes han perdido más de un año de sus vidas en un momento trascendental. Ha presentado el programa ALMA, una especie de Erasmus pero de prácticas en empresas.

Jóvenes y cambio climático

«¿Qué hará Europa si los jóvenes no perciben a Europa como su futuro? Vamos a pedir que 2022 sea el año de la Juventud Europea. Vamos a reconocer la valía de los jóvenes que tanto han sacrificado por los demás. Ellos han de liderar la Conferencia sobre el Futuro de Europa. La Comisión aplicará lo que se decida en esa conferencia», ha dicho.

Y esos jóvenes son los que impulsan el compromiso con la lucha contra el cambio climático. Según la presidenta, «el cambio climático es antropógeno. Hemos producido este cambio climático pero podemos cambiarlo». Von der Leyen ha defendido la propuesta legislativa de la Comisión sobre la neutralidad climática en 2050. El objetivo era, desde el año pasado, reducir las emisiones un 55% en 2030 con respecto a los niveles de 1990.

Somos el primer bloque económico dotado de una legislación muy amplia para alcanzar reducir las emisiones un 55% en 2030. Nuestras ambiciones climáticas han de ser acompañadas por ambición social»

«Somos el primer bloque económico dotado de una legislación muy amplia para alcanzarlo. Vamos a fijar un precio para la contaminación… Nuestras ambiciones climáticas han de ser acompañadas de una ambición social». Ha evocado el Fondo Social para el Clima, para hacer frente a la pobreza energética.

La UE multiplicará por dos su fondo para la biodiversidad, sobre todo para los países más vulnerables, según ha anunciado en el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

Nuevo orden internacional

Estamos en un nuevo orden internacional. «Es una era marcada por rivalidades entre continentes y el reposicionamiento de muchos actores. Algunos están dispuestos a todo con misiles o información falsa».

Lo que ha ocurrido en Afganistán, que ha caído en manos de los talibanes, que ya gobernaron el país en los 90, lo refleja. Lo fundamental que quiero dejar claro es que apoyamos al pueblo afgano. Respaldamos a los afganos que se queden en su país y a los que se vayan a los países vecinos». Ha dicho que se aumentará la ayuda a Afganistán en 100 millones de euros.

Ha sido crítica por el fin precipitado de la misión. «Hemos de invertir en la defensa común y por eso hemos invitado al secretario general de la OTAN a presentar una resolución conjunta. Europa ha de estar dispuesta a ser más independiente».

Tenemos un amplio historial de proteger la paz. Hemos de contar con la Unión Europea de la defensa»

Ha señalado Von der Leyen que hay tres aspectos fundamentales: «Hemos de lograr que nuestros países vecinos sean estables. Si no lidiados con crisis fuera de nuestras fronteras, la tendremos dentro. Hay que tener en cuenta que la tecnología ha cambiado la forma de combatir. Se puede paralizar una industria vital con un ordenador. Y en tercer lugar nosotros somos proveedores únicos de seguridad. Podemos hacer frente y prevenir crisis sociales. Tenemos un amplio historial de proteger la paz. Hemos de contar con la Unión Europea de la defensa». Bajo la Presidencia francesa se convocará una Conferencia sobre la Defensa Europea.

Ha reflexionado sobre lo que ha impedido avanzar hasta ahora y no ha ocultado que es la falta de voluntad política. «Hemos de sentar las bases de una conciencia de la situación. Hay que mejorar la cooperación en inteligencia. Podría tener una sola base de conocimiento», ha dicho. Ha propuesto una especie de FBI europeo. Ha añadido que es necesario mejorar la interoperabilidad. Y además hay que «cerrar filas» contra los ciberataques y «ser líderes en seguridad cibernética». Ha propuesto una ley de defensa ante los ciberataqeues.

Defensa firme del Estado de Derecho

No se ha olvidado de la migración, con el Pacto de Migración y Asilo pendiente, y a los valores, con alusión al dramaturgo Vaclav Havel. «Proteger el Estado de Derecho exige un esfuerzo cotidiano. Esta defensa se ha incluido en nuestra legislación. En algunos países están pasando cosas muy preocupantes. Tenemos diálogo y acción decidida. El derecho a una justicia independiente han de tener todos los europeos, sean mayoría o minoría. Es el alma de Europa y hemos de defenderlo».

Ha hecho un canto a la libertad. «La libertad de amar a quien queremos… Muchas mujeres en pandemia estuvieron privadas de libertad», ha dicho Von der Leyen, y se ha referido a las parejas que las maltratan como sus «torturadores». Vamos a proponer una legislación para la defensa de las mujeres frente a la violencia.

Es la segunda vez que la presidenta Von der Leyen tiene ocasión de plantear ante los eurodiputados en Estrasburgo los hitos del nuevo curso político en el llamado discurso del estado de la Unión (Soteu), una tradición europea desde 2010. El primero llevó la firma del portugués José Manuel Durao Barroso.

Estos dos primeros años de la presidencia de Von der Leyen han estado marcados por la pandemia del coronavirus, que dejó las instituciones de la UE vacías aunque siguieran operando en modo virtual. La propia Von der Leyen ha pasado más de un año recluida en su apartamento junto a su despacho en el edificio Berlaymont, lejos de su numerosa familia (tiene siete hijos y una nieta).

Von der Leyen fue una presidenta inesperada, ya que no fue Spitzenkandidat. Ni siquiera había concurrido a las elecciones europeas pero fue la candidata de consenso de los jefes de gobierno europeos. Logró con dificultades el apoyo del Parlamento: 382 votos a favor, 327 en contra y 22 abstenciones.

La ex ministra de Defensa de la canciller Merkel arrancaba su gestión en diciembre de 2019 y sustituía a un presidente de la Comisión carismático, Jean-Claude Juncker. Apenas unos meses después el coronavirus asestaba un golpe inesperado al mundo que nos dejó paralizados.

Por imperfecta que sea nuestra Unión es algo único en su belleza. Es una Unión en la que reforzamos nuestra libertad. Es una Unión con alma»

Ahora empieza un nuevo curso político con nuevos retos tras haber superado esta crisis tan inesperada como desconcertante. Von der Leyen pierde en Alemania a su mentora, la canciller Angela Merkel, que no concurre en las elecciones alemanas que se celebran el 26 de septiembre. Pero ya está curtida para seguir adelante y afrontar nuevos desafíos. Europa se construye crisis a crisis, y sus mejores dirigentes se crecen ante las dificultades.

En su conclusión ha reforzado la idea de Schuman que invocó al inicio del discurso: «Por imperfecta que sea nuestra Unión es algo único en su belleza. Es una unión en la que reforzamos nuestra libertad. Es una unión con alma». Por sorpresa ha puesto como ejemplo a una deportista paralímpica, Bebe Vio, en la sala, para lanzar su mensaje final. Es la imagen de su generación. Una líder que ha demostrado que aunque parezca imposible, todo puede hacerse. Uno puede ser lo que quiere ser. Es es el alma de Europa. El futuro de Europa. Viva Europa (en italiano)».