El legado que Luis García Berlanga depositó en la Caja de las Letras en 2008 se ha desvelado tras abrir la caja de seguridad en la que se encuentra, en la sede del Instituto Cervantes de Madrid.

El 27 mayo de 2008, García Berlanga (Valencia, 12 de junio de 1921-Madrid, 13 de noviembre de 2010) depositó en la caja fuerte 1.034 de la antigua cámara acorazada del Banco Central, convertida por el Instituto Cervantes en la Caja de las Letras ese mismo año, un sobre cerrado cuyo contenido decidió que no se desvelara hasta este mes de junio de 2021.

Aunque García Berlanga no quiso dar a conocer el contenido de este legado en lo que fue una de sus últimas apariciones en público, su hijo Jorge Berlanga especuló entonces con que podría tratarse de «un guión, unas memorias o un mensaje demoledor a la humanidad». ‘Viva Rusia’, el guion de la cuarta parte de la trilogía nacional ha sido la sorpresa póstuma de Berlanga, que hubiera cumplido 100 años el próximo sábado. Se trata de uno de los mayores éxitos del director, formada por ‘La escopeta nacional’, ‘Patrimonio Nacional’, y ‘Nacional III’.

La caja de seguridad ha sido abierta por los nietos del cineasta Fidel y Jorge García Berlanga en un acto en el que han participado Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, y Mariano Barroso, presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, y que ha estado precedido por unos pasodobles interpretados por la banda de la Societat Musical Eslava.