Sergio Dalma era el encargado de cerrar este domingo el ciclo de conciertos Noches del Malecón en Murcia. Sin embargo, su concierto fue suspendido después de que el cantante llegase a pedir al público que se pusiera de pie, incumpliendo el protocolo antiCovid establecido por la organización y las autoridades sanitarias.

A través de las redes sociales, la organización se ha disculpado con los asistentes y ha insistido en que «no podemos permitir que nadie, sea quien sea, ponga en riesgo todo el esfuerzo realizado durante los más de sesenta shows que hemos celebrado en nuestra tercera edición».

Según algunos asistentes, el cantante llegó a decir que interrumpiría «el concierto cada vez que les manden sentarse», ya que gente del público estaba de pie y la organización les solicitaba que se sentaran.

En su cuenta de Twitter, Las Noches del Malecón ha insistido en que las normas estaban «claras desde el comienzo del ciclo» y que es el primero de más de los sesenta conciertos en los que se ha tenido que suspender el evento.

Por su parte, el cantante se ha disculpado, también a través de las redes sociales y ha reconocido que se excedió en su «ánimo de intentar que todos disfrutaran, desde su asiento, pero de pie y siempre con mascarilla».

Dalma ha querido dejar claro que no es «negacionista» y ha subrayado que siempre lleva la mascarilla, como le pidió al público que hiciera.