Cultura

El festival MOM vuelve a abrir las puertas de más de 100 lugares 'secretos' de Madrid

Ermita de San Antonio de la Florida

Ermita de San Antonio de la Florida Patrimonio Nacional

Pasear por Madrid es todo un placer para los amantes de la arquitectura. Desde la poco conocida ermita de San Antonio de la Florida hasta la fachada del siglo XVII del Palacio de Santa Cruz – más conocido por ser en la actualidad la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores -, andar por sus calles permite al curioso habitante o turista descubrir la gran variedad de edificaciones que alberga y que cuenta la historia de la ciudad.

Para aquellos que disfrutan de la cultura y de todo el conocimiento que se esconde tras los edificios con más solera de la capital española, hoy comienza la novena edición de Madrid Otra Mirada (MOM). Esta iniciativa, que tendrá lugar durante los días 15, 16 y 17 de octubre, da la oportunidad a los inscritos en sus actividades a conocer de forma totalmente gratuita y mediante visitas guiadas el patrimonio de la ciudad.

Descubrir Madrid desde dentro

138 lugares de interés patrimonial y 168 actividades gratuitas entorno a estos espacios se han programado para que los madrileños conozcan la historia que esconden la Embajada de Italia, el Teatro Lope de Vega o la Bolsa de Madrid. Puntos de enorme interés que en muchos de los casos no se encuentran abiertos al público de manera habitual, pero que se ponen a disposición del visitante en estas jornadas de forma extraordinaria.

«La idea es abrir las instituciones culturales madrileñas, grandes y pequeñas, para que un fin de semana el público pueda acceder libremente a estas instituciones y las conozca. Ver esos museos desde otra perspectiva, desde otra visión» comenta Luis Lafuente, director general de Patrimonio Cultural.

Precisamente por esa interesante oportunidad y por la gran acogida que suele tener esta iniciativa lugares como la capilla de San Isidro o las Consejerías de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid se incorporan por primera vez a MOM. Aunque, si hay que destacar alguno de los nuevos fichajes con los que cuenta esta edición, Lafuente insiste en la visita al acuartelamiento de la I zona de la comandancia de la Guardia Civil en la Comunidad de Madrid, que define como un «sitio extraordinario». «Es una especie de corrala de finales del XIX – principios del XX que responde a la tipología de casa prototípica de Madrid» de la época, señala.

Este año, 17 nuevos lugares a lo largo y ancho de la ciudad han querido sumarse a los museos, iglesias, parques, archivos o palacios que ya habían formado parte de este conjunto de actividades que Patrimonio prepara junto con el Ayuntamiento de Madrid. Una amplia respuesta por parte de los participantes que ha sorprendido a la organización, que afronta de forma optimista esta novena edición. «Ha habido una sensación muy positiva», comenta Lafuente. «Esto lo empezamos a organizar a principios de año, en el mes de febrero-marzo, y ya las instituciones apostaban por nosotros», amplía.

Un apoyo que también se ha notado desde el público. Como explica el director general de Patrimonio Cultural, el número de entradas a las actividades y visitas preparadas dentro del marco de MOM se agotaron muy poco tiempo después de que saliesen a la venta el 5 de octubre. Tal ha sido la acogida que este año se espera que el número de asistentes llegue incluso a superar las 15.000 personas que ya disfrutaron de la última edición en 2019, en situación de prepandemia.

Tricentenario del nacimiento de Sabatini

Cada edición del MOM cuenta con un personaje ilustre al que se le dedica la celebración y este año, con motivo del 300º aniversario de su nacimiento, la ‘otra mirada’ de Madrid se dirige hacia el arquitecto italiano Francesco Sabatini.

Como ahonda Lafuente sobre este célebre personaje que estuvo a merced de la Casa Real durante el siglo XVIII, Sabatini fue traído desde Italia con el objetivo de «modernizar Madrid capital». «Tenía que convertirla en una capital europea en cuanto a monumentalidad y presencia. Para conseguir ese objetivo, trazó desde el alcantarillado de todo el centro de Madrid como los grandes edificios emblemáticos».

Entre ellos, se encuentran el Palacio Real, la Puerta Real del Jardín Botánico o la Puerta de Alcalá, espacios de la capital española que conforman el paisaje de la ciudad y que se han convertido en puntos imprescindibles a visitar por cualquiera que se encuentre en la zona.

Para honrar su figura y recordar el importante papel que el arquitecto de Carlos III tuvo, desde Patrimonio Cultural preparan junto con 39 de las instituciones que se han incorporado a esta edición actividades como ciclos de conferencias o exposiciones que pondrán en valor al arquitecto y recordarán su legado.

Te puede interesar

Comentar ()