Cultura

La leyenda eterna de Humphrey Bogart: sus diez mejores películas en el 65 aniversario de su muerte

La leyenda eterna de Humphrey Bogart. A.P.

Hablar de Humphrey Bogart es referirse a uno de los mejores actores que ha dado la historia del cine. Considerado por la lista del American Film Institute como la primera estrella masculina con más repercusión del primer siglo del cine estadounidense. Destacó en la gran pantalla por su actitud constante de conquistador y seductor, siempre con el característico cigarrillo en la mano, con un estilo desenfadado y con una elegancia permanente en cada uno de sus films.

El famoso malote estadounidense participó en más de 70 largometrajes, convirtiéndose en una auténtica leyenda del cine de los 40 y 50. Alcanzó la gloria alzándose con la estatuilla de los Oscar por La Reina de África (1951), y dejó para el recuerdo películas como Casablanca, Sabrina o El halcón maltés. Con motivo del 65 aniversario de su fallecimiento, repasamos las diez películas del actor que redibujaron todo un género, el cine negro.

El halcón maltés (1941)

El papel de detective privado interpretado por el actor contribuyó al gran ascenso en su trayectoria en la gran pantalla. Este film supuso el debut como director de John Huston y se convirtió inmediatamente en una de las películas más representativas del cine negro.

Cayo Largo (1948)

Una película que reunió a Bogart con su esposa, Lauren Bacall, por cuarta vez en un rodaje y al actor con el director John Huston por segunda vez en ese mismo año. El film trata la historia de Frank McCloud, interpretado por Humphrey, quien tendrá que lidiar con los abusos del perverso gángster Johnny Rocco. Una producción que se convirtió en leyenda del cine negro y que se alzó con un Oscar a la Mejor Actriz de Reparto gracias a la interpretación de Gayde Dawn.

El motín del Caine (1951)

Interpretando el papel del capitán Queeg, Bogart estuvo nominado a los premios Oscar en 1954 como mejor actor; aunque luego no se alzaría con el galardón. La película obtuvo siete nominaciones en esa edición y pese a disponer de un presupuesto muy escaso, cumplió y superó las expectativas que se habían puesto en ella.

Casablanca (1942)

Considerada como la mejor película de Humphrey Bogart, el film dirigido por Michael Curtiz se convirtió desde su estreno en un clásico del cine mundial. Las interpretaciones de los actores Paul Henreid, Ingrid Bergman y el propio Bogart, elevan a este largometraje a la cima de la gran pantalla. Un drama romántico que narra la historia de un hombre que regenta un bar en el que reparte salvoconductos para huir de los nazis. Con el tiempo y la aparición de una mujer, ve como todo se le vuelve en contra. Ganadora de tres premios Oscar: Mejor Película, Director y Guión.

El sueño eterno (1946)

El film, basado en la novela de Raymond Chandler y adaptado para no ser censurado, narra la historia del detective Marlowe (Bogart) que tiene como labor investigar las deudas de la hija de un millonario a causa de las apuestas. Una película que, una vez más, reunió los talentos del director Howard Hawks, la actriz y esposa de Humphrey, Lauren Bacall, y el propio actor.

La reina de África (1954)

Esta adaptación de la novela de C. S. Forester, le sirvió a Bogart para hacerse con el único Oscar que ostenta en su alabada trayectoria: Mejor actor por su interpretación del capitán Charlie Allnut. La película, dirigida por John Huston, cuenta la historia de cómo la misionera Rose Sayer y el capitán Allnut tienen que huir ante las amenazas de los militares alemanes.

El tesoro de Sierra Madre (1948)

Considerada como una de las mejores películas del actor, el film se alzó con tres premios Oscar; el de Mejor Director, Guión Adaptado y Actor de reparto. La historia moral de Fred C. Dobss (Bogart), un mendigo que viaja con el sueño de encontrar oro y salir de la pobreza, conquisto a millones de personas en la gran pantalla.

Tener y no tener (1954)

Basada en la obra de Ernest Hemingway, el film narra la historia de un marinero gruñón (interpretado por Bogart) que vive gracias al alquiler de su barca pero que debido a la situación de guerra en la que se encuentra Europa, se ve obligado a adentrarse en otros trabajos. Fue la primera película en la que coincidieron el director Howard Hawks y el actor, y en la que la actriz Lauren Bacall enamoró a Bogart con su famosa frase «Si me necesitas, sólo tienes que silbar».

Un lugar solitario (1950)

Cuenta la historia de un guionista en horas bajas que tiene la oportunidad de realzar su carrera escribiendo una película a partir de un exitoso libro pero que se ve envuelto en la investigación de un asesinato, hecho que todo lo cambia. Se trata de una adaptación de la novela homónima de Dorothy B. Hughes, dirigida por Nicholas Ray.

Sabrina (1954)

Bajo la dirección de Billy Wilder, este film cuenta la historia de Sabrina, hija de un chófer que vive con su padre en la casa de la adinerada familia Larrabee. Allí conoce a los herederos de dicha fortuna y entre ellos surgen deseos que harán que todo cambie con el paso de los días. La comedia romántica de Wilder está entre las películas más laureadas de la carrera de Bogart.

Te puede interesar

Comentar ()