Cultura

El Reina se embruja, sus salas se llenan de trucos ilusionistas y polvo de estrellas

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

El método científico, la magia y la filosofía a mediados del siglo XVI. Así resume Leonor Serrano Rivas (Málaga 1986) la exposición Magia Natural que desde hoy alberga el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, enmarcado dentro del Programa Fisuras, y que pretende crear un nuevo cosmos dentro de los muros de la pinacoteca. Y es que entre lo performativo y lo teatral, la muestra, que se podrá visitar hasta el próximo 27 de febrero de 2023, sigue los preceptos de la magia que, mediante instrumentos o aparatos como espejos, reflejos, tubos, sonoros o autómatas, tenía la habilidad de trucar los sentidos llevando al espectador a experiencias estéticas de un mundo nunca antes visto.

Así pues, esta exposición propone una nueva realidad con lógica y reglas propias, «que fluye a través de un diálogo constante de prácticas y temporalidades espaciales», y donde se despliega un mecanismo ilusionista localizado dentro del cuerpo u ojo de los espectadores. «Yo siempre he estado muy interesada por lo teatral, pero no tenía muy claro cómo plasmar ese interés en algo concreto. He tenido mucho tiempo para desarrollar este proyecto que comenzó durante la pandemia, y eso me permitió conversar con diferentes personas cercanas a mí para llegar a la conclusión de que lo que tenía que plasmar era no tanto lo teatral, sino la estructura de la teatralidad y lo performativo», explica Serrano durante la presentación de la exposición a los medios.

  • Compartir
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
  • Compartir
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Articulada en torno a tres espacios, Magia Natural inicia su recorrido en Espacio 1 con un truco escenográfico que se divide en dos actos: uno de piezas giratorias de metal lacado que albergan pequeñas pinturas realizadas al horno en cristales superpuestos con polvos de minerales abrasados, y otro que proyecta la película El sol está contando las rotaciones de la tierra a la vez que reúne las miradas contrapuestas de un niño y un adulto, la grabación analógica frente a la digital, o la maqueta y la escena.

«Todo el proyecto está articulado alrededor de un pequeño poema de Gonçalo Tavares en el que habla sobre la relación que tenemos las personas con los objetos y que se articula en torno a los puntos de vista. Con esto he jugado a la hora de posicionar las obras en los espacios. Tenemos los objeto situados en la línea del horizonte en el Espacio 1, los que están por encima de esa línea en la Sala de Bóvedas y los que se encuentran por debajo de la línea de la mirada, en la Sala de Protocolo. Quería crear una relación muy sutil con el espectador a partir de esos tres puntos de vista», señala la artista.

  • Compartir
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Así, en la Sala Bóvedas, la muestra interpreta la linterna mágica con imágenes que, a través de una proyección en 16mm, se pliegan para atravesar un muro de la sala y, en un juego de reflejos, aparecen al otro lado sobre una pantalla suspendida. Debajo de esta, el espectador es partícipe de los efectos de las conocidas como ‘placas de Chladni’ y de la película Oír formas. «Esta fantasmagoría, o ilusión de los sentidos, aparece como una luz que nos remite al viejo truco ilusionista, normalmente utilizado en el teatro, conocido como Pepper’s Ghost, que fue considerado en muchas ocasiones como uno de los primeros pasos hacia la invención del cine».

La última sala de la exposición, bautizada como Sala de Protocolo, consiste en un telar de Jaquard que funciona como traducción «fosilizada» de un canto, de tipo estático, y de tres cajas de música amplificadas mediante platillos de percusión suspendidos que replican fragmentos de la banda sonora de El sol está contando las rotaciones de la tierra.

Magia natural es la primera muestra en solitario de Serrano en el Reina Sofía. La malagueña ha desarrollado parte de su trayectoria en Londres, donde ha residido casi una década. Sin embargo, ha expuesto de forma individual en Matadero (Madrid) y en el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía C3A (Córdoba), entre otros. Entre las exposiciones colectivas, destaca su participación en muestras del Centro Cultural de España en México, el CAAC de Sevilla, la Fundación Botín de Santander y el CA2M de Móstoles, Madrid.

Te puede interesar

Comentar ()