Cultura

El Hierro, la isla sin periódicos

Vista del poblado y piscinas naturales del Pozo de las Calcosas, en el norte de la isla de El Hierro.

Vista del poblado y piscinas naturales del Pozo de las Calcosas, en el norte de la isla de El Hierro. M.RIAÑO

La prensa en papel es el hilo conductor del que todos hemos sido partícipes alguna vez en nuestra vida. Quioscos, gasolineras, librerías, bares… No hay excusa para no tener siempre a disposición ese pequeño o gran periódico para aquel lector que prefiere leer la actualidad pasando páginas en lugar de hacerlo a través de una pantalla. Pero para El Hierro no es tan fácil.

Esta pequeña isla canaria de apenas 270 km² se ha visto envuelta estos últimos días en una circunstancia poco beneficiosa para la prensa, aunque, confiesan los establecimientos, positiva para los que la venden. Desde hace un tiempo a El Hierro no estaba llegando la prensa nacional. La falta de volumen y los excesivos costos de transporte originaron la suspensión de un servicio en el que además intervienen dos conocidas empresas: Binter -aerolínea española con base en las Islas Canarias- y Correos.

Sin embargo, el esfuerzo conjunto entre el Cabildo de El Hierro, Binter y la distribuidora de prensa nacional para la provincia de Tenerife, García y Correa, han puesto solución a todo ello, haciendo posible que la prensa diaria en formato papel siga presente en los distintos puntos de distribución de la isla más occidental de Canarias, en la que residen poco más de 11.000 habitantes.

Es el debate, ¿qué pasará cuando dejen de llegar los periódicos?

Desde el Cabildo de El Hierro comentan a El Independiente que la crisis del papel en la isla «se enmarca dentro de todo el fenómeno que hay en torno a la prensa digital, la prensa en papel y su supervivencia». «Estamos en un sitio muy alejado, el territorio quizá más ultraperiférico del país y todo se hace complejo. Entonces, se tuvo que llegar a un acuerdo con la operadora de transportes que es en este caso Binter Canarias y con los distribuidores (Correos) para que se pudiera volver a mandar prensa escrita».

Argumentan en el Cabildo que su población está bastante envejecida y que la gente todavía tiene la costumbre de ir a comprar su periódico en papel, la razón por la que han decidido continuar con la distribución: «Y también era por un tema ya de sensibilidad con la prensa, el mantenimiento de la prensa en papel. Esto ha tenido bastante eco entre los compañeros porque es el debate, ¿qué pasará cuando dejen de llegar los periódicos? No está pasando con la prensa canaria, pero sí con la prensa nacional».

Por otro lado, a la Librería-Papelería Tania, una de las dos -junto a Betania– papelerías de la isla, incluso le convenía que los periódicos dejasen de llegar. «El periódico nos lo mandan hasta el aeropuerto y después tenemos o bien que ir a buscarlo al aeropuerto o bien pagar a alguna empresa para que nos lo suba todos los días al negocio», cuenta su dueña. «Yo más bien tengo más pérdidas que beneficios», lamenta en conversación con El Independiente.

Desde el Cabildo lo confirman, y lo comprenden: «Se vende también tan poco… Yo tengo aquí al lado un señor, que yo creo que más bien por romanticismo que otra cosa, intenta vender la prensa. Pero solo bajar al aeropuerto, subir, cómo está el precio de la gasolina en nuestra isla de caro, yo creo que todas las ganancias del periódico se van en eso». Aunque da una perspectiva más positiva: «De esta manera, entre todos, por lo menos se ha asegurado que lleguen».

Vistas panorámicas del golfo de la isla canaria de El Hierro.
Vistas panorámicas del golfo de la isla canaria de El Hierro. M.RIAÑO

Se pone sobre la mesa la pregunta de si existe la posibilidad de ofrecer alguna ayuda o subvención, pero por ninguna de las partes lo ven viable. La librería cuenta que el acuerdo con Binter ha hecho que ahora les paguen todos los días el billete a primera hora para recibir la prensa en la papelería, «pero nada más». «A nosotros, a las librerías, que en realidad somos sólo dos, no nos ayudan en nada. Al periódico le ganamos 20 céntimos o 30, no le ganamos más».

«A nivel jurídico no sé si es viable o no o si se puede subvencionar porque al final eso es un bien de consumo y el mercado es el que regula esas cosas. La administración podemos intentar facilitar los canales para que se siga prestando servicios que además consideramos básicos. Lo dice la propia Constitución, el derecho recibir información. Pero en realidad es que tampoco se deja de recibir, tú lo puedes hacer por otras vías o por otros medios«, asegura el Cabildo de El Hierro.

Tras este acuerdo con la operadora aérea que los transporta diariamente desde Tenerife, Binter, se han establecido los ratios mínimos de coste para que este servicio se restablezca en el tiempo. Aunque desde las papelerías insisten en que no lo ven rentable: «Me da pena por gente que compra su periódico todos los días, pero si no, cuando me lo dijeron hasta me alegré». La dueña de la papelería Tania sospecha que la prensa en papel «terminará despareciendo, porque ya no se lee tanto como se leía«, mientras que «las revistas físicas si se siguen vendiendo mucho».

Es necesario conservar ese formato en papel que siguen usando sobretodo generaciones de mayores

ALPIDIO ARMAS, PRESIDENTE DEL CABILDO DE EL HIERRO

Constata que el producto no llega a las nuevas generaciones: «Gente joven el Marca, si hay un partido importante y quieren tenerlo, pero si no no». Sus periódicos más vendidos son El País y Marca, y el único periódico canario que distribuye es El Diario de Avisos, pero el número de ventas del periódico local no se compara al de los nacionales.

Para la tienda de prensa del aeropuerto de El Hierro no existe la opción de que dejen de llegar los periódicos. De hecho, confirman, “ya están llegando”. Desde la coordinación de concesiones admiten que “estamos en una isla donde no a todas las personas les gusta leer el periódico digital”. Y aprovechan para hacer un llamamiento para que la prensa escrita llegue en el día, “y no a los dos días”, y sobre todo, que no propongan o incentiven a leerla digitalmente.

En este caso, la tienda recibe beneficios mínimos, “de céntimos”, con una venta de 20 periódicos al día. Pero abogan porque por esto se mantenga en pie: “La gente necesita información”.

Después de que se tomase la decisión de continuar con la llegada de periódicos en papel a la isla canaria, el presidente insular, Alpidio Armas (PSOE), señalaba que «con independencia de los cambios en los hábitos de los lectores, que ha llevado a que muchos de ellos se hayan pasado al formato digital, es necesario conservar mientras podamos ese formato en papel que siguen usando sobre todo generaciones de mayores».

«Además debemos tener en cuenta que en una sociedad como la herreña, en la que el segmento de población mayor es muy alta, lo que conlleva a estar poco habituada al mundo de las nuevas tecnologías, se une la brecha digital de muchos puntos con problemas de acceso en las comunicaciones por banda ancha, y nuestro compromiso es que los herreños, tal y como refleja la Constitución, tengan derecho a recibir información», añadía esta semana.

Te puede interesar

Comentar ()