La editorial Renacimiento publica Manuscritos inéditos de El ruedo ibérico, una edición a cargo de Diego Martínez Torrón que incluye textos que todavía no habían visto la luz en torno a la serie histórica sobre la revolución de 1868 que el escritor gallego dejó inacabada a su muerte.

Martínez Torrón, experto en la obra valleinclanesca que ya llevó a cabo la edición de ‘El ruedo ibérico’ de 2017 en Cátedra, ha resaltado en una entrevista con Europa Press la importancia de estos nuevos textos «de una enorme calidad literaria» y con los que el autor de ‘Luces de bohemia’ pretendía «cerrar el círculo» de una obra imposible.

Hasta el día de hoy, se han publicado tres novelas de ‘El ruedo ibérico’ (‘La corte de los milagros’, ‘Viva mi dueño’ y ‘Baza de espadas’). Estos textos que ahora ven la luz están en su mayor parte inacabados –«son bocetos, pero de gran calidad»–, recuperan personajes que ya aparecían en los primeros libros (Indalecio, Fermín Salvochea o Sofi) y fueron escritos «en unas condiciones anímicas espantosas».

«Valle-Inclán siempre quiso continuar su serie de ‘El ruedo ibérico’, la dejó en un momento en que se había separado de su mujer, tuvo un cáncer de próstata y estaba en condiciones anímicas espantosas», ha explicado Martínez Torrón, quien ha admitido la dificultad de fechar los manuscritos.

«Las fechas son complicadas, podrían abarcar del 32 al 34, quizás algo más. Teniendo en cuenta que murió en 1936, es la última obra que escribió y esto supone su testamento literario», ha apuntado el experto, tras reconocer que Valle-Inclán tuvo que rebajar sus pretensiones iniciales debido a su débil estado.