El Romancero gitano de Federico García Lorca es una de las creaciones líricas más significativas del siglo XX, que aún hoy, casi cien años después de su publicación, sigue vendiendo más de diez mil ejemplares anuales. Punto culminante de la primera etapa estética de Lorca, el propio poeta lo definió como el poema de Andalucía, y lo llamó «gitano» porque, en sus propias palabras, «el gitano es lo más elevado, lo más profundo, más aristocrático de mi país, lo más representativo de su modo y el que guarda el ascua, la sangre y el alfabeto de la verdad andaluza y universal».

Para Lorca los gitanos simbolizan el instinto y la libertad frente a la civilización y el cumplimiento de las normas sociales que minan la voluntad individual. Por su parte, Ricardo Cavolo, ilustrador que reinterpreta una nueva versión de este clásico, también ha hecho referencia a los gitanos en sus libros en más de una ocasión. El universo particular de Cavolo, cargado de intensidad, de color y de simbolismo, conjuga a la perfección con el contenido del romancero, que trata temas profundos como la muerte y las pasiones.

Federico García Lorca y Cavolo conversan en las páginas de esta nueva edición de Romancero gitano, dando lugar a una obra que reinterpreta sus «desgarrados» versos casi un siglo después de su publicación.