Parece que la película Parásitos del director Bong Joon-ho no es el único fenómeno coreano que ha logrado traspasar las fronteras. Hace unas semanas, el grupo de chicas mundialmente conocido, Blackpink, estrenó su nuevo vídeo How You Like That. Si bien las cuatro artistas cuentan con una gran legión de fans y han alcanzado un caché consagrado tras su paso por el festival Coacchella, lo más probable es que sus integrantes, Lisa, Jisoo, Jennie y Rosé, no esperaran conseguir que su último lanzamiento obtuviera 200 millones de visitas en 7 días y 46 minutos. Nunca ningún vídeo de Youtube ha logrado tantas visualizaciones en tan poco tiempo.

¿Quiénes son estas chicas? Según el libro escrito por Adrian Besley, con el mismo título que el nombre del grupo, y publicado en España por Roca Editorial, las integrantes de Blackpink han logrado en sus tres años de carrera, «más de lo que muchos grupos pop consiguen en décadas». A diferencia de otras bandas que se crean después de llegar a un acuerdo entre sus integrantes, las chicas de Blackpink estuvieron años formándose en la discográfica YG Entertainment para ser parte de la nueva girlband que esperaba lanzar la compañía.

Lisa, Jisoo, Jennie y Rosé -dos de ellas llegaron a Corea desde Tailandia y Australia- eran unas auténticas canteranas que entrenaban su voz y su cuerpo para cantar y bailar en Blackpink. En los entre cuatro y seis años que estuvieron trabajando antes de la formación de la banda, ellas «ni siquiera sabían si la compañía las elegiría para formar un grupo o si acabarían en la calle, como les ocurre a muchos aprendices», cuenta Besley.

De esa época en la que las integrantes de Blackpink eran unas aprendices, sus profesores recuerdan comentar en más de una ocasión que «este grupo prácticamente se escogió a sí mismo. Estas cuatro chicas eran increíblemente trabajadoras y tenían mucho talento, pero lo más importante que estrecharon unos vínculos muy fuertes entre ellas».

Finalmente YG Entertainment presentó el 8 de agosto de 2016 a Blackpink como una girlband formada por cuatro jóvenes que iban a comenzar una carrera musical lejos de sus familiares y hogares, que se vieron obligadas a aprender un idioma que no era el suyo y a perfeccionar pasos de baile. «Esta unión sería de vital importancia cuando se enfrentasen a las victorias y derrotas de una carrera en la música pop», confiesa Besley.

En los casi cuatro años de trayectoria de Blackpink como grupo estable, estas han superando todas las expectativas, tanto a nivel individual como colectivo, y sobre todo ha conseguido ese hito de momento inalcanzable, como es los 200 millones de visitas en Youtube en poco más de siete días. A esto se suma la presencia de sus canciones en las listas de éxitos de decenas de países. «Han actuado en salas de conciertos llenas a rebosar por los cuatro continentes, y todas las integrantes se han convertido en superestrellas e iconos de la moda, cuyas cuentas en las redes sociales tienen millones de admiradores y otros famosos entre sus seguidores».

Podría decirse que Lisa, Jisoo, Jennie y Rosé tocaron el cielo cuando se subieron el año pasado al escenario de Coacchella, en calidad de embajadoras de renombre del K-Pop (Korean pop), el fenómeno que ha alcanzado la categoría mundial desde Corea del Sur. Poco después, en el mes de diciembre, salió a la luz una colaboración con la cantante Dua Lipa y, con el estreno de Chromatica, también pudimos escuchar a las coreanas cantar con la camaleónica Lady Gaga.

Ahora, Blackpink regresa tras unos meses de parón con el sencillo How You Like That, tema que no tardó en convertirse en tendencia en redes sociales gracias a la gran fidelidad de sus seguidores en particular y del K-Pop en general. Y es que, los denominados blinks «no se cortan en mostrar su apoyo al grupo y a las actividades individuales de cada integrante, colaboran en la difusión del contenido de Blackpink, aumentan las visualizaciones en Youtube, se aseguran de que sea lo más comentado en las redes y, por supuesto, llenan las salas de conciertos hasta los topes».