En familia, repartidos entre el sofá, en los sillones o en su defecto en una silla o hamaca de playa. Así se organizaba una unidad familiar para no perder detalle de su programa favorito. Las discusiones por tener el poder del mando a distancia eran continuas. La capacidad para elegir el canal que quedaría expuesto durante toda la noche recaía en las miembros de mayor edad. Una responsabilidad demasiado grande y más en aquellos hogares en los que solo había una pantalla. En El Independiente hemos escogido diez programas por los que, seguro, muchas familias pelearon por ver más de una noche.

1. El Grand Prix

Fue el programa de las noches de verano por definición. Los pueblos de toda España se peleaban por participar en este show. Las pruebas eran variadas: la cucaña, la patata caliente, los bolos… pero sin duda la prueba estrella era aquella en la que aparecía la vaquilla. Quién no recuerda a Ramón García al frente de este programa que tantas carcajadas nos arrancó a mediados de los ’90.

2. Tómbola

Fue el programa con el que nació el gossip televisivo en España. Se emitía en la cadena autonómica ya desparecida, Canal 9. Con Ximo Rovira al mando y siempre acompañado por cinco periodistas, se debatía sobre la vida sentimental de los personajes más relevantes del país. Karmele Marchante, Jesús Mariñas y Lydia Lozano eran los periodistas habituales de Tómbola. Un auténtico ejercicio de periodismo rosa que fue pionero de todo lo que ha venido después.

3. Furor

«¡Furor, furor!», tenía una canción sumamente pegadiza que a día de hoy algunos, todavía, recordamos. Furor era un concurso que enfrentaba a mujeres y hombres, eso sí, famosos en toda España. Las pruebas eran variadas y divertidas. El equipo que perdía debía cantar un popurri de canciones de la forma más extravagante posible, si al presentador le parecía lo suficientemente graciosos, les daba un punto para empatar contra sus rivales. Un programón.

4. ¿Qué apostamos?

El programa, presentado en primera instancia por el incansable Ramón García, se resumía en ir superando retos. En primer lugar se hacía una presentación de los cuatro invitados famosos ese mismo día. Los concursantes partían con una cantidad de dinero estipulada, en aquella época en pesetas, que debían apostar y acercarse lo máximo posible a su pronóstico. Se acertaban el dinero apostado se sumaba, si no, ser perdía.

5. Noche de fiesta

Fue un magacín televisivo que se emitía los sábados después del mítico Informe Semanal. Los presentadores de la primera etapa fueron Carlos Lozano y Jacqueline de la Vega. El programa iba evolucionando y adaptando el formato con el paso de las temporadas, eso sí, no faltaban los concursos, las actuaciones musicales y el desfile de famosos de la época por el plató de Noche de fiesta.

6. Hablando se entiende la basca

Era la versión juvenil del programa Hablando se entiende la gente, pero la basca, entre la población adolescente sonaba mucho mejor. Estaba presentado por Jesús Vázquez, el mismo era quien entrevistaba a los niños y adolescentes que acudían al programa para hablar sobre un tema en específico. Cada programa abordaba una temática y los invitados debatían sobre ello.

7. Sorpresa ¡Sorpresa!

Se emitía en Antena 3, era una copia de un programa ingles llamado Surprise, Surprise. Isabel Gemio y Concha Velasco, esta última tan solo en el año 1999, fueron las conductoras del programa. Era un formato que consistía en atender las peticiones de familiares y amigos para más tarde recibir una sorpresa en directo en el plató de Sorpresa ¡Sorpresa!.

8. Lluvia de estrellas

¿Quién no ha soñado con salir del túnel de Lluvia de estrellas maqueado y convertido en su mayor referente? Los niños de España quedábamos fascinados por el poder de ese túnel maqueador. Bertín Osborne era el presentador y era quien entrevistaba a los concursantes que acudían y participaban a este programa de canto. Las votaciones corrían a cargo del jurado, aunque más tarde se incluyó el televoto. Los famosos que formaban parte del jurado fueron Lauren Postigo y Carlos Tena, y un tercer invitado que cambiaba cada semana.

9. Genio y figura

Fue el programa de humor en el que se dieron a conocer Paz Padilla y Chiquito de la Calzada, a partir de sus apariciones en él se consagraron como auténticos humoristas de la televisión del país. Era un concurso en el que los participantes realizaban pruebas cómicas y contaban chistes, divertido cuanto menos.

10. La quinta marcha

La quinta marcha era un programa musical y fue una de las primeras emisiones de Telecinco. Dedicado al público adolescente, contaba con un cuarteto de presentadores que llamaba la atención: Jesús Vázquez, Inma Brunton, Penélope Cruz y Luis Alberto Sánchez. El programa tenía como principal atractivo las actuaciones musicales con video-clips, entrevistas a personajes famosos y concursos para jóvenes.