«Prefería contarlo por teléfono porque no quería hacer de esto un espectáculo», destacó la propia Mila Ximénez el pasado martes cuando comunicaba en directo en ‘Sálvame Tomate’ que padecía un cáncer de pulmón. Sin embargo, todo aquello que pasa por el programa de Jorge Javier Vázquez termina tiñéndose con un tono llamativo y viral sea o no una desgracia como esta.

Es precisamente en ese punto donde han colocado la diana gran parte de los usuarios de redes sociales para criticar el ‘todo por la audiencia’ que habría demostrado una vez más el magacín vespertino de Telecinco. Y es que, al comienzo de la emisión del programa, el presentador ponía en preaviso a la audiencia, a la que le ‘cebaba’ una noticia «triste y dolorosa» que se iba a abordar en la última hora del programa, en la sección Tomate del mismo.

«Esta vez no tiene nada que ver con el cajón de los secretos de ‘Sálvame’, ni con grabaciones ocultas, ni con polígrafos rescatados del pasado. Lo de esta tarde va mucho más allá. Ninguno de los colaboradores que me acompañan hoy saben de qué se trata, pero ya les puedo avanzar que no les va a gustar lo que van a oír. Pueden estar tranquilos porque no son ellos los protagonistas, pero sí que van a quedar muy apenados. Ellos y vosotros, la audiencia. Pero este programa es así, en ocasiones toca reír, en otras llorar, en otras pelear, gritar, jugar… hoy no sé lo que va a tocar. Lo puedo intuir, pero sé que al final estaremos todos muy juntos y muy unidos», adelantaba el presentador a primera hora de la tarde.

Tras las palabras de Jorge Javier Vázquez, Alonso Caparrós quiso mostrar su inquietud: «Nos has dejado helados». A lo que el conductor respondía que quería » llegar a las 20:00 horas» porque no quería «jugar con esto».

Esta ‘táctica’ ha sido comparada con el suceso ‘bomba’ que hace justo un mes estos mismos anunciaban para esta última parte, con la intención de contrarrestar el lanzamiento de Pasapalabra en Antena 3, y finalmente resultaba ser tan solo el regreso de Kiko Hernández tras el confinamiento. Nadie ha puesto en duda el dolor que los compañeros de Mila Ximénez y la propia protagonista experimentaron en este directo, pero sí que han acusado al programa de ‘comercializar’ una información tan grave y delicada como esta.

Cuando llegaba el momento, además de dar paso a la tertuliana que entraba vía telefónica y escuchar atentamente y con visible angustia el testimonio de la misma, se producían las intervenciones de los diferentes compañeros lanzando mensajes de ánimo mientras lloraban e incluso conexiones vía Skype con María Patiño o Kiko Hernández que no podían contener la emoción y las palabras se les atragantaban.

Las críticas ante dicho momento no pillan por sorpresa al veterano espacio, debido a que este tipo de situaciones ya han sido analizadas con lupa en ocasiones anteriores. Así ocurría por ejemplo con los tumores en la vejiga de Kiko Matamoros durante el verano de 2019, Terelu Campos y su cáncer de mama en 2012 y su recaída en 2017 e incluso con Antonio Montero, al que en el pasado febrero el programa le reservaba un hueco especial en su tarde para explicar que había atravesado un momento complicado y se había estado sometiendo las semanas anteriores a una quimioterapia tras localizar un tumor en su pierna, al mismo tiempo que seguía yendo a trabajar.

Es ya sabido que la sección de ‘el tomate’ se creaba con el pretexto de poner piedras en el camino al formato que Antena 3 habría comprado a Telecinco y que tiene lugar en este horario. Desde su inauguración, esta franja horaria ha servido para mantener a sus espectadores atentos e intrigados durante el resto de la tarde y procurar que todos ellos a las 20.00 horas se mantengan pegados a su cadena. Se trata de una estrategia muy lícita para los críticos, pero algo ‘sucia’ si se hace una lectura más profunda y se plantea el anuncio de la enfermedad de una de sus tertulianas como competencia directa de la emisión del espacio de Roberto Leal.

Sin embargo, más allá de la ética, el programa logra vencer un día más y consigue hacerse con el tan ansiado premio de la atención de la audiencia. Sálvame Tomate obtuvo un 19% de share y contó con 2.084.000 de espectadores, mientras que Pasapalabra rozaba el 15.3% de cuota se tuvo que conformar con 1.674.000 seguidores.