El ébola ha vuelto a afectar a la República Democrática del Congo (RDC) con un brote que este martes confirmaba su tercer fallecido. Pero esta vez la evolución podría ser diferente pues la vacuna contra el ébola rVSV-ZEBOV está lista para ser implementada. Así lo ha confirmado la Organización mundial de la Salud (OMS), que el lunes aseguraba que sus expertos están realizando los preparativos necesarios para su puesta en marcha, si bien no han decidido aún si usarlas, según informaba Reuters este lunes.

La vacuna fue probada en un ensayo clínico en Guinea Ecuatorial y la OMS confirmó su alta eficacia el pasado diciembre. Aunque aún no ha sido aprobada, en virtud a un acuerdo entre la Alianza Gavi para las vacunas y el laboratorio que las comercializa (Merck), este último se comprometió a la disponibilidad de 300.000 dosis para su uso en casos de emergencia, que sería este caso de El Congo.  A cambio, Gavi proporcionó a Merck cinco millones de dólares para la adqisición de la vacuna una vez haya sido aprobada, precalificada y recomendada por la OMS.

Merck se comprometió a la disponibilidad de 300.000 dosis para casos de emergencia

También la Comisión Europea está preparando una posible actuación en El Congo. Este lunes, el portavoz de Cooperación Internacional y Desarrollo del Ejecutivo comunitario, Carlos Martín Ruíz de Gordejuela, señaló que la Comisión Europea se está preparando ya para movilizar expertos epidemiológicos europeos en caso de que fueran necesarios para intervenir sobre el terreno. «Tras la declaración del nuevo brote de ébola en el noreste de República Democrática del Congo, la Comisión Europea está plenamente comprometida en dar todo el apoyo necesario», aseguró.

Hasta el momento se han detectado 20 casos sospechosos en el país, todos ellos en Likati, una zona situada cerca de la frontera con República Centroafricana. Con tres muertos confirmados, la OMS ha destacado la importancia de una respuesta «rápida y extensa» para evitar una mayor propagación y mitigar las consecuencias del brote del virus en el país africano, el primero que registró el virus en 1976, en un brote simultáneo con otro en Sudán del Sur.

La República Democrática del Congo fue la primera que registró el virus del ébola en 1976

La República Democrática del Congo registró en 2014 un brote local de cólera con decenas de casos que coincidió en el tiempo con otro que se cebó especialmente con tres países del África Occidental. Liberia, Guinea y Sierra Leona registraron un total de 11.300 víctimas mortales por un brote de ébola entre 2013 y 2016, cuando finalmente se dio por concluida la amenaza.

Hasta ahora, en España se ha dado únicamente un caso de contagio del virus de ébola. Fue el de la auxiliar de enfermería María Teresa Romero, que se contagió en el hospital Carlos III de Madrid tras haber atendido al misionero Manuel García Viejo. Tras un mes de internamiento y aislamiento, Romero fue dada de alta tras confirmarse que su cuerpo estaba completamente libre del virus.