Se fuman más porros que en 2013. Consume cannabis el 9,5% de la población, tres décimas más los últimos datos de 2013. Es la única droga que aumenta según la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES), que revela sin embargo una caída en el consumo de alcohol, tabaco, cocaína e hipnosedantes (con y sin receta).

El consumidor de cannabis tipo es un hombre (74%), de entre 15 y 34 años (60%) y que consume una media de 2,5 porros al día, que en el 90 por ciento de los casos se hacen mezclados con tabaco. El porcentaje del 9,5% de fumadores en el último año se reduce al 7,3%, aproximadamente 2,2 millones de personas, quienes ha fumado en el último año. Además, un 2,1% dice consumirlo a diario.

Los fumadores de cannabis entre 15 y 17 años duplican a los de más de 35

Aunque también baja el consumo de cannabis entre menores de 15 y 17 años, su prevalencia sigue duplicando a la de los mayores de 35 años (12,6% frente a 5,5%).

Sin embargo, disminuyen cuatro décimas los consumidores problemáticos, del 2,2 el 1,8% de la población española, quienes suelen presentar más frecuentemente relaciones sexuales de riesgo, accidentes de tráfico, problemas familiares, económicos, psicológicos, laborales, con la policía y con amigos, entre otros. Asimismo, la prevalencia de borracheras y consumo por atracón o ‘binge drinking’ entre los consumidores problemáticos de cannabis es muy superior a la de la población general y también el policonsumo de 3 o más drogas.

Niveles mínimos de bebedores diarios de alcohol

Aunque el alcohol sigue siendo la droga más consumida en España – bebió el último año el 77,6% de los españoles -, el porcentaje va decreciendo y se percibe sobre todo en los consumidores diarios (9,3%) que están en niveles mínimos desde que se inició la encuesta, en 1995. El momento álgido fue en 2001 con el 15,7%.

Las borracheras también descienden, desde el 23,2% que afirmaba haberse emborrachado en el último año en 2009, frente al 16,8% del pasado año. Por el contrario, el consumo de atracón (cinco o más vasos, cañas o copas de bebidas alcohólicas en una misma ocasión) sigue aumentando y ya lo practican el 17,9 por ciento de los encuestados, con mayor prevalencia en el grupo de edad de 15 a 24 años, en el que el 30,6 por ciento de hombres y el 22,8 por ciento de mujeres afirman que se han dado un atracón de alcohol en el último mes.

La bebida más consumida en el último mes es la cerveza, según el 46,4 por ciento de los encuestados, seguida del vino (29,1%), combinados (24,3%) y otras bebidas alcohólicas (16,3%).

Descenso lento del consumo de tabaco

Los indicadores de consumo de tabaco alguna vez en la vida (72,5%), en el último año (40,2%), en el último mes (38,5) y a diario (30,8%) varían en todos los casos menos de un 1 por ciento respecto a la anterior edición de la encuesta. Baja de forma destacada el consumo en menores de 15 a 17 años, del 28,3 al 20,6%.

Además, en esta edición la encuesta analiza por primera vez el consumo de cigarrillos electrónicos y revela que un 6,8 por ciento de los encuestados, unos 2,1 millones de personas de 15 a 64 años los ha probado en el último año. De ellos, el 74 por ciento ha consumido tabaco diariamente en el último mes y el 81 por ciento usó dispositivos con nicotina.

El perfil del consumidor de cocaína es un hombre entre 25 y 44 años

También baja el consumo de cocaína, ya que aunque la ha probado (en polvo o base) el 9,1 por ciento de la población, no llega a uno el porcentaje de gente que la ha consumido en el último mes. Más frecuente en hombres, la edad más frecuente de consumo es entre los 25 y 44 años. Por otro lado, el consumo de heroína sigue estabilizado en niveles muy bajos y sólo el 0,6 por ciento ha probado la heroína alguna vez en la vida, el 0,1 por ciento en el último año y en el último mes. El perfil mayoritario es el de hombres de más de 35 años.

Sobre el consumo de hipnosedantes, se trata de la tercera edición consecutiva de la encuesta en la que su consumo con y sin receta es ya mayor que el del cannabis, ya que hasta un 18,7 por ciento los ha probado alguna vez en su vida, el 8,1 por ciento en el último mes y el 6 por ciento a diario.

Los hipnosedantes son la única sustancia cuyo consumo está más extendido entre hombres que en mujeres

Los hipnosedantes son la única sustancia cuyo consumo está más extendido entre las mujeres (15,8% frente a 8,3% de hombres), mientras que resulta significativo que en el caso del cannabis el porcentaje de hombres que lo consume duplica ampliamente al de mujeres (13,3% frente a 5,6%). Y en el de cocaína, esta diferencia de género incluso se triplica (3,1% hombres y 0,9% mujeres).

También se consolida la tendencia descendente del consumo de extasis, anfetaminas, alucinógenos e inhalables volátiles, mientras que el 3,5 por ciento de la población dice haber probado alguna vez en su vida alguna nueva sustancia psicoactiva, frente al 3 por ciento de la anterior encuesta. Son consumos experimentales practicados mayoritariamente por hombres de 25 a 34 años.

Las edades de inicio al consumo no presentan cambios reseñables. Las sustancias legales son las que se prueban a una edad media más temprana, el tabaco con 16,4 años y el alcohol con 16,6. El cannabis comienza a consumirse a los 18,3 años y los hipnosedantes son los que se comienzan a consumir, de media, a una edad más tardía, con 35,6 años.