Ocho comunidades autónomas tienen menos neumólogos de los que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) para poder ofrecer una atención de calidad. Una escasez de recursos que favorece que solo uno de cada cuatro pacientes con enfermedades respiratorias como el asma, la EPOC o la apnea de sueño (las más prevalentes en España), sea atendido en una unidad o servicio de neumología.

España tiene 3,4 neumólogos por cada 100.000 habitantes pero el reparto es muy desigual y ocho regiones no cumple con las recomendaciones mínimas de la OMS, que sitúan el mínimo entre 3,5 y cuatro profesionales. No llegan al mínimo Canarias, Andalucía, Cataluña, Baleares, Galicia, Madrid, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha.

Sólo uno de cada cuatro pacientes con enfermedades respiratorias es atendido en una unidad específica

Son los datos del estudio ‘Recalar’, que se ha presentado en el 50 Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica que se ha celebrado en Madrid para conocer los recursos con que cuenta el Sistema Nacional de Salud (SNS) para el abordaje de las enfermedades respiratorias, que son la tercera causa de muerte y de ingresos hospitalarios en España.

El trabajo se ha basado en un análisis de 97 unidades de Neumología que cubren en torno al 70 por ciento de la población en España. Además, según ha detallado la neumóloga Pilar de Lucas, coordinadora del estudio, existe una «gran diferencia de recursos» entre las comunidades más favorecidas, como Asturias (6 neumólogos por 100.000 habitantes), País Vasco (4,7) o Navarra (4,4), y las que presentan una mayor escasez, caso de Canarias (2,6), Andalucía (2,8) y Cataluña (3), mientras que del resto no se han detallado datos dado que prevén publicarlos próximamente en una revista científica.

La mitad de las regiones no cuenta con áreas específicas para atender enfermedades respiratorias

El trabajo muestra como hasta el 47,9 por ciento de estas unidades no cuenta con condiciones óptimas o áreas específicas para aplicar la ventilación mecánica no invasiva, clave para tratar la insuficiencia respiratoria grave, y una de cada tres solo tiene la estructura básica para realizar broncoscopias o contar con unidades de sueño.

El objetivo es realizar este trabajo cada dos años para ver cómo evoluciona la situación de la Neumología en España y comparar estos datos con la tasa de mortalidad, reingresos hospitalarios y estancias medias en las Unidades de Neumología que también recopila el Ministerio de Sanidad de forma periódica.

Las regiones con menos número de neumólogos por habitante presentan una mayor tasa de mortalidad por enfermedades respiratorias

De hecho, los últimos datos relativos a 2014 muestran que la tasa de mortalidad en estas unidades de Neumología es de un 3,9 por ciento, los reingresos están en un 12,8 por ciento y la estancia media es de 8,3 días.

Por regiones, Canarias y Andalucía, precisamente las dos con menos número de neumólogos por habitante, son las que presentan una mayor tasa de mortalidad por enfermedades respiratorias, mientras que La Rioja, Murcia y Baleares son las que presentan cifras más bajas.