Vida Sana

Los cigarrillos electrónicos deberán advertir sobre la capacidad adictiva de la nicotina

El Gobierno aprueba también duplicar el tamaño de las advertencias en los paquetes de tabaco

logo
Los cigarrillos electrónicos deberán advertir sobre la capacidad adictiva de la nicotina
Vapeador o cigarrillo electrónico.

Vapeador o cigarrillo electrónico.

Resumen:

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy, con un año de retraso, la transposición de la Directiva Europea sobre Productos del Tabaco y productos relacionados (cigarrillos electrónicos, incluidos), que entre otras novedades obligará a duplicar el tamaño de las advertencias sanitarias que tienen las cajetillas de tabaco.

Las nuevas advertencias sanitarias cubrirán el 65% de ambas caras del envase y se situarán en la parte superior. Se incorpora también un nuevo mensaje sobre fondo amarillo, con ayuda para dejar de fumar suministrada por el Ministerio de Sanidad.

También se establecen medidas para identificar la trazabilidad del producto, ya que cada envase tendrá que llevar un identificador único para un mayor control de la cadena de suministro con información precisa de la ruta completa del producto.

Entre las principales novedades para el cigarrillo electrónico se encuentra la creación del registro de operadores y distribuidores de cigarrillos electrónicos, la notificación a Sanidad de todos los productos seis meses antes de su comercialización. Se limita el líquido de los cigarrillos electrónicos a 20 mg/ml, en envases de máximo 10 mililitros de capacidad.

Se establecen criterios de seguridad para los envases de recarga, con protección contra roturas e información necesaria en el mismo, así como la inclusión de mensajes sobre la capacidad adictiva de la nicotina.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy, con un año de retraso, la transposición de la Directiva Europea sobre Productos del Tabaco y productos relacionados (cigarrillos electrónicos, incluidos), que entre otras novedades obligará a los cigarrillos electrónicos a advertir sobre la capacidad adictiva de la nicotina. También obligará a duplicar el tamaño de las advertencias sanitarias que tienen las cajetillas de tabaco. Lo hace, según han confirmado fuentes del ministerio a Europa Press, con un texto prácticamente igual al de la Directiva Europea.

La nueva normativa establece requisitos de composición, calidad y seguridad para los cigarrillos electrónicos. Una regulación que el sector, representado por la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) y la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV) valoran con “cautela”, precisamente por las cargas administrativas que según ellos “lastrará el crecimiento  e incluso la viabilidad de muchas pymes de nuestro sector”.

Se creará un registro de operadores y distribuidores de cigarrillos electrónicos

Entre las principales novedades para el cigarrillo electrónico, se encuentra la creación del registro de operadores y distribuidores de cigarrillos electrónicos, la notificación a Sanidad de todos los productos seis meses antes de su comercialización. Se limita el líquido de los cigarrillos electrónicos a 20 mg/ml, en envases de máximo 10 mililitros de capacidad. Se establecen criterios de seguridad para los envases de recarga, con protección contra roturas e información necesaria en el mismo, así como la inclusión de mensajes sobre la capacidad adictiva de la nicotina.

Por último, se exigirá a los fabricantes e importadores de cigarrillos electrónicos que presenten los datos relativos a volumen de ventas, preferencias por grupos de consumidores, modos de venta y resúmenes de estudios de mercado.

El Real Decreto aprobado hoy por el Consejo de Ministros dota al cigarrillo electrónico de categoría propia, distinta del tabaco. Según el presidente de UPEV, Arturo Ribes, “estas normas, las más estrictas de todo el mundo en lo que respecta a calidad y seguridad, sientan una buena base para el futuro del sector y mejorarán aún más si cabe la protección del consumidor. Ahora bien, se le han añadido importantes cargas administrativas que van más allá de lo acordado en Bruselas, lo que sin duda va a lastrar el crecimiento del sector”.

Se duplicará el tamaño de las advertencias en los paquetes de tabaco

Las nuevas advertencias sanitarias de texto más imagen en cigarrillos, tabaco para liar y tabaco para pipa de agua cubrirán el 65% de ambas caras del envase y se situarán en la parte superior. Se incorpora también un nuevo mensaje sobre fondo amarillo, con ayuda para dejar de fumar suministrada por el Ministerio de Sanidad. Se incluirán también nuevas advertencias en los laterales de las cajetillas, que ocuparán la mitad de la superficie, con los mensajes “fumar mata” y “el humo del tabaco contiene más de 70 sustancias cancerígenas”.

Se incluye un mensaje con fondo amarillo con ayuda para dejar de fumar

Desaparece la mención “Las autoridades sanitarias advierten” y la impresión de los niveles de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono, pero se mantiene la obligación de medición y notificación a las autoridades competentes.

Se eliminan los envases con menos de 30 gramos de tabaco para liar y se prohíbe la venta de cigarrillos y el tabaco de liar con aromas característicos. La nueva norma obliga a la industria tabaquera a informar detalladamente a los Estados miembros sobre los ingredientes que utiliza en sus productos (en particular, los cigarrillos y el tabaco de liar) y a notificar los productos del tabaco novedosos antes de introducirlos en el mercado de la UE.

Se incrementan las exigencias de identificación del origen del producto

También se establecen medidas para identificar la trazabilidad del producto, ya que cada envase tendrá que llevar un identificador único para un mayor control de la cadena de suministro con información precisa de la ruta completa del producto (desde el día, hora y lugar de fabricación hasta su llegada al estanco). Deberán añadirse también medidas adicionales de seguridad para evitar manipulaciones, medida que será obligatoria para cigarrillos y tabaco para liar a partir del 20 de mayo de 2019 y para cigarros, cigarritos, picadura de pipa y tabaco para pipa de agua a partir del 20 de mayo de 2024.

“España ha llegado al límite máximo de la regulación”

El presidente de la Mesa del Tabaco, que reúne a los fabricantes del sector, asegura que el Real Decreto pone a España “a la cabeza de la Unión Europea en su control”. Juan Páramo ha subrayado que España “ha llegado al límite máximo de la regulación”.

Para los fabricantes españoles de tabaco, la transposición de la directiva “dota de la necesaria seguridad jurídica al sector, en la medida en que los fabricantes vienen adaptándose desde mediados de 2016 a la nueva Directiva del Tabaco, solo en aquellas medidas que, por estar claramente definidas en la norma europea ha sido posible, como por ejemplo el etiquetado y envasado de los cigarrillos y tabaco para liar, que en un buen número de referencias ya cumple con lo exigido por Bruselas.