Los beneficios de la lactancia materna están demostrados, pero ningún país del mundo está haciendo lo suficiente. Lo advierten en un informe la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF con motivo de la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna: ningún país del mundo está invirtiendo lo suficiente en la promoción de la lactancia materna.

Según el informe, de los 194 países evaluados, sólo el 40% de los niños menores de seis meses toman exclusivamente leche materna y sólo 23 estados tienen índices exclusivos de lactancia materna por encima del 60%.

Sólo 23 estados tienen índices exclusivos de lactancia materna por encima del 60%

Las entidades recuerdan que durante los primeros seis meses de vida, la leche materna ayuda a prevenir la diarrea y la neumonía en el menor (dos de las principales causas de muerte en los lactantes), al tiempo que reduce el riesgo de cáncer de ovario y de mama en la madre.

«La lactancia materna aporta a los bebés el mejor comienzo posible de la vida. Funciona como la primera vacuna, protegiéndoles de enfermedades potencialmente mortales y dándoles todo el alimento que necesitan para sobrevivir y prosperar», ha recalcado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La inversión necesaria que plantean la OMS y Unicef es de 3,90€ por recién nacido

La inversión necesaria que plantean la OMS y Unicef es de 3,90€ por recién nacido, una cantidad que podría evitar la muerte de 520.000 menores de cinco años y generar unos 253.000 millones de euros en 10 años como resultado de la reducción de enfermedades, de los costes de atención sanitaria y del incremento de la productividad.

Políticas a para la promoción de la lactancia materna

«La lactancia materna es una de las inversiones más eficaces y rentables que los países pueden hacer para mejorar la salud de los más pequeños y la salud futura de sus economías y sociedades. Al no invertir en ella, estamos fallando a las madres y a sus bebés y pagando un doble precio en vidas y oportunidades perdidas», ha advertido el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

En el caso de China, India, Indonesia, México y Nigeria, cinco de las economías emergentes más grandes del mundo que, la falta de inversión en lactancia materna provoca que cada año mueran entorno a unos 236.000 niños y se pierdan unos 100 millones de euros.

Estamos fallando a las madres y a sus bebés y pagando un doble precio en vidas y oportunidades perdidas»

Por todo ello, UNICEF y la OMS han pedido a los países aumentar los fondos para elevar las tasas de lactancia hasta los dos años de vida; aplicar «plenamente» el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna y las resoluciones pertinentes de la Asamblea Mundial de la Salud a través de «fuertes medidas legales» aplicadas y monitoreadas independientemente por organizaciones libres de conflictos de intereses.

Del mismo modo, han destacado la necesidad de promulgar políticas para remunerar la lactancia materna y promulgarla en el trabajo, basándose en las directrices de la Organización Internacional del Trabajo en materia de protección de la maternidad; y de mejorar el acceso a los consejos cualificados sobre lactancia materna como parte de los programas sanitarios de los centros de salud.

Finalmente, la OMS y UNICEF han abogado por fortalecer los vínculos entre los centros sanitarios y la sociedad, promoviendo las redes comunitarias que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna; y fortalecer los sistemas que rastrean el progreso de las políticas, programas y financiamiento para alcanzar las metas nacionales y mundiales de lactancia materna.