El último eurobarómetro sobre igualdad de género refleja muchos de los estereotipos que aún perviven en Europa. Entre ellos, la opinión del 44% de los europeos que cree que el papel principal de la mujer es cuidar del hogar y la familia mientras que el 43% afirma que el rol del hombre es ganar dinero.

No obstante, ocho de cada 10 europeos creen que los hombres deberían asumir la misma cantidad de tareas domésticas que las mujeres y que deberían tomar el permiso de paternidad. Algo menos son los que creen que las mujeres siguen dedicando más tiempo a tareas asistenciales y del hogar, el 73%.

Uno de cada 10 encuestados cree que es inaceptable que los hombres lloren

Más optimistas son los europeos respecto a la igualdad de género percibida, ya que el 51% piensa que esta igualdad ya se ha logrado en política y el 48% en el trabajo.

 

Los estereotipos de género también se extienden al plano emocional, porque uno de cada 10 encuestados cree que es inaceptable que los hombres lloren y casi siete de cada diez piensan que las mujeres son más propensas que los hombres a tomar decisiones basado en sus emociones.

Los búlgaros, líderes en estereotipos de género

Los datos del eurobarómetro reflejan distintas tendencias a estereotipar el género según los  países. Mientras que los búlgaros son los que más persisten en estas creencias seguidos de húngaros y lituanos, los suecos, daneses y holandeses están en el extremo contrario.

Aun con diferentes creencias, el 90% de los europeos consideran importante para la sociedad, la economía y para ellos personalmente fomentar la igualdad de género y el 70% está a favor de tomar medidas jurídicas para garantizar la paridad entre hombres y mujeres en la política.

El 70% está a favor de tomar medidas jurídicas para garantizar la paridad entre hombres y mujeres en la política.

En materia de igualdad salarial, el 90% de los europeos afirma que es inaceptable que las mujeres cobren menos que los hombres y el 64% está a favor de la transparencia salarial como una forma de promover cambios.

Según la Comisión Europea, las mujeres en Europa siguen cobrando una media del 16,3% menos que los hombres y denuncia que la brecha salarial entre hombres y mujeres no se ha reducido en los últimos años, en gran medida por el hecho de que las mujeres suelan tener un nivel de empleo inferior y en sectores peor remunerados, por lo que optan a menos promociones, interrumpen más sus carreras profesionales y desempeñan más trabajos no remunerados.

Objetivo: combatir la brecha salarial

Para hacer frente a este problema, la Comisión Europea ha presentado este 20 de noviembre un plan de acción para combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres para 2018-2019.

Su aplicación permitirá, entre otros objetivos, mejorar el respeto del principio de igualdad de retribución, analizando la posibilidad de modificar la Directiva sobre la igualdad de género; y luchar contra la penalización económica que supone el trabajo asistencial, al instar al Parlamento Europeo y a los Estados miembros a que adopten con prontitud la propuesta de conciliación de abril de 2017.

La Comisión Europea ha presentado un plan de acción para combatir la brecha salarial

También contempla romper el techo de cristal mediante la financiación de proyectos para mejorar el equilibrio de género en las empresas en todos los niveles de gestión y alentando a los gobiernos y a los interlocutores sociales a que adopten medidas concretas para mejorar el equilibrio de género en la toma de decisiones.

Además, la Comisión Europea ha inaugurado el evento ‘Derechos de las mujeres en tiempos difíciles’, lema elegido para el coloquio sobre los derechos fundamentales de este año, que reúne a políticos, investigadores, periodistas, ONG, activistas, empresas y organizaciones internacionales para debatir cómo promover y proteger mejor los derechos de las mujeres en la UE.

La Comisión quiere luchar contra la penalización económica que supone el trabajo asistencial

El acoso sexual, la violencia contra las mujeres, la brecha salarial entre hombres y mujeres y la conciliación de la vida profesional y la vida privada figuran entre los temas principales que se tratarán durante los dos días en que se desarrollará el coloquio.

Como ha indicado el vicepresidente primero Frans Timmermans, “la igualdad de género es un derecho fundamental recogido en los Tratados de la UE” por lo que considera que deben “aprovechar la atención que se le presta actualmente a estas cuestiones en los medios de comunicación y en la política para pasar de los principios a la práctica”.

La brecha salarial es de un 16% en la UE en 2017

“Las mujeres de toda Europa tienen derecho a la igualdad, el empoderamiento y la seguridad, pero estos derechos no son todavía una realidad para un número demasiado elevado de mujeres. El acto de hoy tiene por finalidad ayudar a generar cambios tanto en las conductas como en las estrategias, de manera que mejoremos las vidas de nuestros ciudadanos”, ha indicado.

Por su parte, la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová, ha denunciado que “las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en los puestos de toma de decisiones en el ámbito político y en el mundo empresarial”.

“Todavía ganan de media un 16% menos que los hombres en toda la UE. La violencia contra las mujeres sigue siendo un fenómeno generalizado. Esta es una injusticia inaceptable en la sociedad actual. La brecha salarial entre hombres y mujeres debe desaparecer, puesto que la independencia económica de las mujeres es la mejor protección contra la violencia”, ha apostillado.