logo
Así influye la contaminación en las urgencias respiratorias

Vida Sana

Así influye la contaminación en las urgencias respiratorias

Un estudio de Sanitas Big Data ha relacionado los datos públicos de calidad del aire en Madrid con las visitas a urgencias por problemas respiratorios en dos hospitales de la capital durante cinco años.

Madrid es, junto a Barcelona, la ciudad española que más ha rebasado los niveles de dióxido de nitrógeno permitidos por Bruselas, de 40 µg (microgramos) por metro cúbico, por considerarlo perjudicial para la salud. Una situación que ha costado a España una advertencia por “violación constante de los niveles de contaminación atmosférica”.

No es para menos. Se estima que tres millones de personas mueren cada año por culpa de la contaminación y la OCDE predice que el dato pueda llegar a triplicarse en 2060. En España, tan sólo por el tráfico (responsable del 75% del dióxido de nitrógeno), mueren más de 30.000 personas cada año.

En España, tan sólo por el tráfico, mueren más de 30.000 personas cada año.

Pero si las muertes son la consecuencia más grave de la polución, sólo son una parte de ellas. La contaminación también es responsable directa de visitas a urgencias por problemas respiratorios, una relación que acaba de demostrar un estudio de big data realizado por Sanitas.

La aseguradora ha relacionado los datos públicos de calidad del aire registrados en Madrid – por barrios – y los ha puesto en relación con las visitas a urgencias por problemas respiratorios de los hospitales universitarios de La Moraleja y La Zarzuela. Han analizado los datos durante más de cinco años, desde agosto de 2011 a diciembre de 2016.

La contaminación tiene una influencia directa en el número de urgencias respiratorias

Los datos pueden verse también por distritos, tanto el nivel de contaminación que tenían durante esa semana en concreto como el número de urgencias procedentes de dicho distrito. Así, por ejemplo, se observa cómo Salamanca, Centro o Chamberí son los que registran, en general, mayores niveles de contaminación. Atención a los distritos que aparecen en blanco, ya que en ellos no hay datos de calidad del aire, tan sólo del número de urgencias.

 

 

Aunque las urgencias también se relacionan con la estacionalidad (principalmente por las alergias) y la bajada de temperaturas, la relación con la contaminación es muy directa. Por ejemplo, la última semana de enero de 2015 se registró el nivel más elevado de la serie (63,50 µg por metro cúbico, un 50% más de lo permitido) y también el mayor número de urgencias respiratorias para ambos hospitales, un total de 258.

En este sentido, en concentraciones de corta duración superiores a 200µg/m3 (límite medio establecido para una hora y que puede superarse, según permite Bruselas, 18 horas al año), causan inflamación de las vías respiratorias, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Existen numerosas enfermedades que pueden ser causadas por la polución. Los efectos de la contaminación pueden ser a corto y a largo plazo incidiendo en la mortalidad de los pacientes con afecciones respiratorias y cardiovasculares”, afirma Gema Díaz Nuevo, médico del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Zarzuela.

La estacionalidad también influye en las visitas a urgencias por problemas respiratorios

En otros casos, la curva del gráfico tiene una lectura más estacional. “En el invierno se produce un aumento de la proporción de las partículas en suspensión o contaminación atmosférica, que agrava las enfermedades respiratorias observando más exacerbaciones bronquiales, neumonías, etc. En esta época del año se observa un aumento en el número de ingresos hospitalarios de pacientes con patología respiratoria crónica”, explica la neumóloga.