Ciencia y Vida

“Las emisiones del transporte causan 31.520 muertes al año en España: el coche eléctrico necesita un plan”

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico reclama un plan sostenido que impulse el vehículo eléctrico similar a los de Francia o Reino Unido.

logo
“Las emisiones del transporte causan 31.520 muertes al año en España: el coche eléctrico necesita un plan”
El coche eléctrico necesita un plan, según Aedive

El coche eléctrico necesita un plan, según Aedive EP

Resumen:

Las últimas ayudas al coche eléctrico en España, el llamado Plan Movalt, se agotaron en un sólo día.

Un dato que para la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive) demuestra “el enorme interés de la sociedad por adquirir vehículos no contaminantes, y a la vez evidencia la necesidad de acometer un plan de ayudas ambicioso y de continuidad”.

La asociación recuerda que en España se producen cada año, según un estudio europeo, 31.520 muertes por emisiones del transporte.

“En España tenemos un problema enorme derivado del transporte con vehículos convencionales. No hablamos solo de emisiones de CO2, sino sobre todo de reducción de óxidos de nitrógeno y micro partículas, que son las que mayor daño provocan a la salud humana”, asegura Arturo Pérez de Lucía, presidente de Aedive.

La asociación insiste en que las ayudas puestas en marcha hasta ahora para impulsar el coche eléctrico en España han sido “poco ambiciosas en lo económico y sin continuidad en el tiempo, lo que genera incertidumbre y desconcierto en el mercado”, añade Pérez de Lucía.

Aedive reclama un plan para el vehículo eléctrico que sea “continuado en el tiempo y con una dotación presupuestaria coherente, similar al que se aplica en otros países europeos como Francia o Reino Unido, donde se trabaja con eficiencia en un proyecto para descarbonizar la movilidad rodada”.

Las últimas ayudas al coche eléctrico en España, el llamado Plan Movalt, se agotaron en un sólo día. Un dato que para la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive) demuestra “el enorme interés de la sociedad por adquirir vehículos no contaminantes, y a la vez evidencia la necesidad de acometer un plan de ayudas ambicioso y de continuidad”.

La asociación recuerda que en España se producen cada año, según un estudio europeo, 31.520 muertes por emisiones del transporte. “En España tenemos un problema enorme derivado del transporte con vehículos convencionales. No hablamos solo de emisiones de CO2, sino sobre todo de reducción de óxidos de nitrógeno y micro partículas, que son las que mayor daño provocan a la salud humana”, asegura Arturo Pérez de Lucía, presidente de Aedive.

Un informe de Ecologistas en Acción citado por Aedive, Madrid, Barcelona, Guadalajara, Salamanca, Sevilla y Zaragoza han superado el nivel máximo de dióxido de nitrógeno, establecido por la normativa en 200 microgramos por metro cúbico. Además, otras 12 grandes ciudades españolas han superado el límite de otro contaminante, incluso, más peligroso para la salud: las PM10, las partículas inferiores a 10 micras de diámetro.

Por todo ello, la asociación insiste en que las ayudas puestas en marcha hasta ahora para impulsar el coche eléctrico en España, el plan Movea y el plan Movalt, han sido “poco ambiciosos en lo económico, ya que han durado apenas un día desde su lanzamiento, y no han tenido una continuidad en el tiempo, lo que genera incertidumbre y desconcierto en el mercado, entre los consumidores y en los propios puntos de venta”, añade Pérez de Lucía.

Aedive reclama un plan similar al de países como Francia o Reino Unido

Aedive reclama un plan para el vehículo eléctrico que sea “continuado en el tiempo y con una dotación presupuestaria coherente, similar al que se aplica en otros países europeos como Francia o Reino Unido, donde se trabaja con eficiencia en un proyecto para descarbonizar la movilidad rodada”.

Los nuevos vehículos eléctricos que se incorporarán al mercado gracias a los 20 millones de euros correspondientes a vehículos del plan Movalt (que contempla otros 30 millones destinados a infraestructuras e I+D) se traducirán 2.549 nuevos automóviles, de los cuales el 67% correspondieron a turismos.

El parque móvil eléctrico actual

Actualmente, según Aedive, el parque de vehículos eléctricos en España se sitúa en torno a las 30.000 o 35.000 unidades. Una cantidad que “previsiblemente finalizará 2017 con un volumen de matriculaciones en torno a los 13.000 vehículos, que es más del doble de la cifra de ventas del 2016, lo que evidencia la tendencia creciente en la demanda de este tipo de vehículos”.

Pérez de Lucía hace hincapié en la importancia de aumentar el parque, especialmente con vehículos eléctricos puros. “La eficiencia de un vehículo eléctrico viene determinada por el origen de las fuentes de las que se obtenga la electricidad. En España, donde un 70% de la generación es libre de emisiones de CO2, la electromovilidad se presenta como la tecnología de propulsión más eficiente energéticamente cuando además, la mayor parte de las recargas se producen en horario nocturno, cuando el volumen de energías renovables en operación es mayor”.

Pérez de Lucía habla también de los híbridos enchufables, que al combinar motor convencional y eléctrico, tienen una eficiencia mixta entre el 31 y el 49%, según el uso que se haga de los mismos, pero “muy superior en cualquier caso a la del vehículo convencional o el híbrido tradicional”, asegura. Contrasta el presidente de Aedive con los vehículos convencionales de gasolina, cuya eficiencia es tan solo del 25%, al desaprovechar el 75% restante por rozamientos o limitadores del rendimiento.