Vida Sana

Un informe denuncia las ayudas al vino de la UE por ineficientes y nocivas para la salud

"Derrame de vino de mil millones de euros", publicado por Eurocare, afirma que España, Italia y Francia concentran el 90% de las ayudas a la promoción de los caldos, que en muchas ocasiones no se destinan a los fines estipulados.

logo
Un informe denuncia las ayudas al vino de la UE por ineficientes y nocivas para la salud
Una campaña denuncia la ineficiencia y los riesgos para la salud de las subvenciones al vino.

Una campaña denuncia la ineficiencia y los riesgos para la salud de las subvenciones al vino. EP

Resumen:

En los últimos años, las ayudas de la Unión Europea para la promoción del vino han ido aumentando hasta llegar a los 250 millones de euros previstos para 2018.

En total, en los últimos cinco años las ayudas se han duplicado respecto al período anterior aunque han mantenido su destino. En nueve de cada 10 euros van a Italia, España y Francia.

Unas subvenciones que el lobby europeo Eurocare, destinado a controlar el consumo de alcohol, acaba de poner en el punto de mira con la publicación del informe Derrame de vino de mil millones de euros.

Este documento, en el que participa desde España Socidrogalcohol, asegura que estas ayudas se conceden a pesar de la ineficiencia de los costes, los riesgos para la salud pública, la publicidad hacia menores o la malversación de fondos. “La promoción del vino de la Unión Europea está fuera de control”, afirma la secretaria general de Eurocare, Mariann Skar.

Porque estas ayudas, que se conceden en la Política Agraria Común (PAC), tienen como objetivo es mantener los puestos de trabajo de los agricultores abriendo nuevos mercados fuera de la UE.

Sin embargo, “se han detectado muchas irregularidades a la hora utilizar los fondos en todos los países, que gastan los fondos dentro de los países de la Unión e ignoran las advertencias necesarias en la publicidad”, explica Francisco Pascual, presidente de Socidrogalcohol.

En los últimos años, las ayudas de la Unión Europea para la promoción del vino han ido aumentando hasta llegar a los 250 millones de euros previstos para 2018. En total, en los últimos cinco años las ayudas se han duplicado respecto al período anterior aunque han mantenido su destino. En nueve de cada 10 euros van a Italia, España y Francia.

Unas subvenciones que el lobby europeo Eurocare, destinado a controlar el consumo de alcohol, acaba de poner en el punto de mira con la publicación del informe Derrame de vino de mil millones de euros. Este documento, en el que participa desde España Socidrogalcohol, asegura que estas ayudas se conceden a pesar de la ineficiencia de los costes, los riesgos para la salud pública, la publicidad hacia menores o la malversación de fondos. “La promoción del vino de la Unión Europea está fuera de control”, afirma la secretaria general de Eurocare, Mariann Skar.

El informe denuncia que las ayudas se están destinando “a financiar caros viajes de negocio a Asia y América, catas de vino y cenas glamurosas o anuncios y mensajes de promoción en social media”, cuando las ayudas debería estar destinándose a “ayudar a los agricultores en su negocio de forma sostenible”.

Riesgos para la salud

Porque estas ayudas, que se conceden en la Política Agraria Común (PAC), tienen como objetivo es mantener los puestos de trabajo de los agricultores abriendo nuevos mercados fuera de la UE. Sin embargo, “se han detectado muchas irregularidades a la hora utilizar los fondos en todos los países, que gastan los fondos dentro de los países de la Unión e ignoran las advertencias necesarias en la publicidad”, explica Francisco Pascual, presidente de Socidrogalcohol.

Pascual reconoce que otro de los problemas que denuncia el informe y que tiene efectos nocivos para la salud es la publicidad del vino a menores, “aquí en España no se da tanto”, aunque sí se está enfocando mucho la acción publicitaria a las redes sociales, donde es más complicado discernir si el usuario es mayor o menor de edad.

“Además, se están ignorando en algunos casos la necesidad de incluir advertencias sobre el consumo de alcohol”, añade Pascual, “porque se está abordando la promoción como si el vino fuera un alimento”. Para el portavoz de esta sociedad, las medidas de promoción del vino que lo incluyen dentro de una dieta saludable “son engañosas para los consumidores”.

Más coste que beneficio

El informe asegura que estas ayudas están injustificadas porque el coste de las campañas supera a los beneficios generados. Según el documento, entre 2009 y 2015 el valor de las exportaciones de vino se incrementó en la UE en 671 millones de euros. Sin embargo, durante esos años el coste en ayudas fue de 692 millones. “Así que incluso en el improbable caso de que todo el aumento de las exportaciones se atribuya a los esfuerzos en las campañas promocionales, los costes son mayores.

Además, el informe hace hincapié en que otros productos agrícolas relevantes en la UE, como la miel o el aceite de oliva, reciben menos subvenciones , “lo que resulta una discordancia con la visión oficial de que el alcohol es una preocupación a nivel de salud pública”.  Eurocare propone a los políticos europeos que dejen de considerar el vino un “producto prioritario dentro de una dieta saludable” y que se tenga en cuenta un enfoque de salud pública en los proyectos a subvencionar.

El informe denuncia también que sólo una de cada 10 empresas que optan a una de estas subvenciones las consiguen, una competencia de la que se están aprovechando consultoras que cobran una comisión para la gestión y preparación de estas ayudas que en la gran mayoría de los casos no se consiguen.

En España hace apenas unos meses se lanzaba la campaña Marida tu vida con vino, con una inversión de 12 millones precisamente para fomentar el consumo de vino entre los españoles más jóvenes.