Vida Sana

Amenazas, insultos y lesiones: radiografía de un año con récord de agresiones a médicos

La violencia de los pacientes y familiares con los facultativos aumenta por tercer año consecutivo en España con 515 casos en 2017 y los médicos aseguran que se trata sólo de "la punta del iceberg".

Amenazas, insultos y lesiones: radiografía de un año récord de agresiones a médicos en España.

La atención primaria catalana empieza el martes un paro de cuatro días EP

La médico residente María Eugenia Moreno fue asesinada en 2009 por un paciente mientras trabajaba en el centro de salud de Moratala (Murcia). Desde aquella muerte, los médicos decidieron iniciar un registro de las agresiones que sufren y que no han hecho más que aumentar en los últimos años. “Estas son las comunicaciones que los médicos nos hacen, pero son solo la punta del iceberg de lo que está pasando”, ha afirmado Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC).

«Las agresiones son sólo la punta del iceberg», denuncian los médicos

Según los datos del Observatorio de la OMC, en 2017 fueron 515 los médicos atacados en el ejercicio de su profesión en España, un 4% más que el año anterior. Más de la mitad (56%) fueron amenazas, seguidas de insultos (32%) y lesiones (12%). “Respecto al año pasado han aumentado las amenazas pero han disminuido los insultos y las agresiones”, ha destacado Juan Manuel Garrote, secretario general de la OMC.

La gran mayoría de las agresiones se produjeron el año pasado en el ámbito público (87%) y más de la mitad (53%) en atención primaria. De la otra mitad, el 21% se produjeron en hospitales y un 26% en urgencias.

Por sexos las agresiones a mujeres fueron el 52%, un 8% menos que el año anterior. Seis de cada 10 agresores son pacientes y el 41%, acompañantes.

Extremadura, a la cabeza de las agresiones

La violencia contra los médicos es muy desigual según las regiones y son los extremeños quienes más la sufren, en concreto 3,81 por cada 1.000 profesionales. Le sigue Cantabria, con una tasa de 3,32, y Andalucía, con 3,12. Por el contrario, la tasa más baja de agresiones se da en Navarra, con 0,25 por cada 1.000, y País Vasco, con 0,30. La media de España es de 2,05 por cada 1.000 médicos.

¿Por qué se producen?

Cuatro de cada 10 agresiones se producen por discrepancias en la atención sanitaria, seguido de un 15% por discrepancias personales. Un 12% de los ataques se produjeron porque el médico se negó a recetar lo propuesto por el paciente. Un 10% fueron debidas a los tiempos de espera y otro 7% se achacó al mal funcionamiento del centro. Otro 10% fueron por informes no acordes a las exigencias del paciente.

De todas las agresiones, el 12% generó una baja laboral al médico. «Algunas de las bajas tienen mucho que ver con el efecto que produce la agresión y a veces incluso los médicos acuden a su centro de trabajo con algún ansiolítico o medicamento mal administrado», ha afirmado Romero.

Por otra parte, de las 515 agresiones comunicadas por los médicos, sólo un 60% terminaron en denuncia, una cifra que Romero ha lamentado: «Los médicos tienen que entender que no basta con comunicarlo». El Observatorio ha analizado 59 sentencias de 2017 de las cuales 43 fueron condenatorias y 19 terminaron con penas de prisión.

Acuerdo para la intervención de Policía y Guardia Civil

Una de las novedades de este año, que se ha presentado con motivo del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario el 15 de marzo, es la implicación tras el acuerdo con el Ministerio del Interior para colaborar en un protocolo para prevenir el problema. “Gracias a este acuerdo el año que viene se podrán presentar datos diferentes con la suma de la actividad del entorno policial, no solo del Observatorio de la OMC, pero ahora que Interior ha desplegado un protocolo es muy necesario que las Administraciones territoriales se sumen al carro”, ha reivindicado Romero.

Tanto la Policía como la Guardia Civil están trabajando para establecer medidas de prevención así como para elaborar un mapa de centros más o menos conflictivos con los que se pueda elaborar el programa de prevención. Aquí, el interlocutor sanitario de la Policía, Javier Galván, ha reclamado la presencia de un director de seguridad en cada centro que facilite la interlocución: «De momento sólo está presente en 20 centros sanitarios de toda España, pero nosotros necesitamos hablar el mismo lenguaje con todos los centros sanitarios».

También con motivo de este día, los médicos han presentado un manifiesto en el que piden tolerancia cero contra este problema de violencia y que se establezca, entre otras medidas, el acuerdo con el Ministerio del Interior que supone la puesta en marcha del Interlocutor Policial Sanitario en todas las regiones.

La campaña se ha puesto en marcha con el hashtag #StopAgresionesASanitarios y su símbolo es un lazo dorado.

Comentar ()