El caso del trasplante de hígado del ex jugador del F.C. Barcelona Eric Abidal no ha terminado. La Fiscalía ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 28 de Barcelona la reapertura del caso para «esclarecer las diferencias halladas hasta la fecha en la distinta documentación obrante en la causa así como a los efectos de tratar de determinar con exactitud la identidad del donante».

 

El Juzgado de Instrucción 28 de Barcelona recibió una inhibición por parte de la Audiencia Nacional en relación al caso y sus investigaciones «no permitieron definir ni ilícito penal ni el supuesto autor o autores», por lo que se archivó, aunque ahora Fiscalía solicita reabrirlo.

El trasplante de Abidal se realizó en 2012 por la vía pública en el Hospital Clínic de Barcelona, aunque la recuperación se llevó a cabo en las instalaciones privadas del hospital, en el BarnaClinic.

El futbolista en teoría recibió el hígado de su primo de forma altruista, tal como lo aseguraron en su día él y el club, una versión en entredicho tras la publicación de varias llamadas interceptadas por la policía a Sandro Rosell en las que el expresidente del Barça admitía haber «comprado un órgano ilegal» a Abidal, como ha adelantado El Confidencial.

La Organización Nacional de Trasplantes emitió un comunicado la semana pasada en el que aseguró que según su investigación interna el trasplante se realizó dentro de los cauces legales, pese a lo cual añadía que se personaría como acusación particular si se reabría el caso, «por la gravedad».