Preparar comidas a más de 9.000 metros de altura no resulta una sencilla labor. Dicen que el sentido del gusto se altera con la presión y con la altura. A medida que el avión va ganando altitud se insensibilizan un 30% de las papilas gustativas. Inevitablemente, los sabores se alteran. La sal parece menos salada y el azúcar menos dulce. Las aerolíneas conocen estos datos y por eso actualizan y transforman las recetas. En el caso de Vueling, la línea aérea que comenzó sus operaciones en julio de 2004, renuevan la carta dos veces al año, en abril y en octubre, porque consideran que tanto el perfil del turista, como las necesidades del cuerpo varían según la época del año.

El menú de verano de Vueling cuenta con una mayor gama de productos, en su mayoría elaborados con ingredientes más saludables y con opciones gastronómicas mucho más internacionales, en las que se tiene en cuenta a pasajeros hebreos y musulmanes, y en las que el viajero vegetariano también podrá satisfacer sus necesidades.

El menú de verano de Vueling tiene en cuenta a pasajeros hebreos y musulmanes

Para asegurar que se cumplen con exactitud las normas de seguridad alimentaria, la comida debe llegar refrigerada al avión. Cuando los alimentos llegan a bordo, se almacenan a baja temperaturas hasta el momento de servir. Justo en ese momento, y no antes de que lleguen al asiento del pasajero, se calientan en hornos de calor seco a alta temperatura puesto que los fogones están prohibidos por razones de seguridad.

La imagen de la nueva carta de Vueling se presenta más fresca, coincidiendo con los meses más cálidos del año. Su contenido está, asimismo, en sintonía con la temporada primavera-verano, y como novedades destaca, entre otras cosas, un apartado especial para niños que ofrece productos mucho más sanos, desde yogur griego a zumo de naranja. A su habitual surtido de aperitivos salados, en el que ofrecen, entre otras opciones, frutos secos, mini fuets, jamón ibérico y unas patatas chips elaboradas con sal de Formentera, se añade una propuesta innovadora y saludable como las palomitas con sal del Himalaya, que se cocinan al aire caliente, un método que no requiere el empleo de aceites. Además, se preparan a partir de una selección de granos no transgénicos, de manera que el producto es del todo beneficioso para la salud.

Entre sus novedades destaca un apartado especial para niños que ofrece productos mucho más sanos

Por otra parte, el snack box es ahora más gourmet que nunca, e incluye opciones para vegetarianos. Hummus, panecillos de romero (aptos para vegetarianos, kosher y halal), olivas o frutos secos son algunas de las opciones saludables y vegetarianas para un picoteo nutritivo y equilibrado a bordo.

Entre los sándwiches surgen desde propuestas tradicionales (el bocadillo de tortilla de patatas) que se entrelazan con otras más internacionales, como el sándwich club con pollo asado, así como el clásico bacon con queso. Todos ellos pueden acompañarse de numerosas opciones de bebida, desde algún vino de su nueva oferta de rosados hasta un smoothie de frutas, una limonada 100% natural con jengibre, cavas e incluso cócteles. En el apartado dulce, existen numerosas opciones: muffins, bizcocho, galletas, etcétera.

Más allá del menú

Más allá del diseño del nuevo menú, para la aerolínea el cliente es lo más importante. En la actualidad, la compañía está entrando en una nueva fase de desarrollo en la que el éste se sitúa en el centro de todas las decisiones. De hecho, se están desarrollando una serie de medidas de gran consistencia que pretenden que el cliente tenga el control durante todos los procesos del viaje, desde la compra del billete hasta la recogida de las maletas una vez ha llegado a su destino. En definitiva, Vueling quiere ofrecer una experiencia en la cual la proximidad y la empatía respecto al cliente sean sus componentes principales.

El proceso de mejora se comenzó hace un año, cuando se optimizó de forma substancial toda la parte operativa: mayor puntualidad, aumento de rutas…Con estas nuevas medidas que se están implantando este año, Vueling está fijando las bases para mejorar el servicio creando procesos consolidados que ofrecerán mejores soluciones al cliente.


Contenido elaborado por Vueling