Dos ciudadanos españoles de la misma familia han contraído el dengue en España, según han confirmado a Efe fuentes del Ministerio de Sanidad, que han precisado que se encuentran bien y han sido dados de alta, pero que los casos podrían ser tres dado que hay uno con síntomas y pendiente de confirmación.

Los tres casos son familiares que coincidieron en municipios de la provincia de Cádiz y de Murcia durante el periodo en el que podrían haber contraído la infección. Los afectados no tenían antecedentes de haber viajado a zonas donde esta enfermedad es endémica.

El dengue es una enfermedad producida por un virus (flavivirus), que generalmente tiene una clínica leve y que se trasmite por la picadura de mosquitos infectados, no de persona a persona. De los afectados, todos ellos dados de alta, dos residen en Murcia y otro, una mujer de la que se esperan todavía los resultados, en la Comunidad de Madrid.

El Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III confirmó el pasado día 4 dos casos de infección por virus dengue en adultos residentes en España que no habían viajado a zonas de riesgo. Las tres personas que comenzaron a padecer síntomas durante la segunda quincena de agosto han evolucionado de forma favorable y “actualmente presentan buen estado de salud”.

Tras recibir la notificación de los casos, se inició “de forma inmediata” el seguimiento de los casos en coordinación entre las tres comunidades autónomas y el Ministerio. Para ello se investigaron los casos detectados y posibles lugares de exposición; se hizo el estudio entomológico en las zonas donde se pudo producir la transmisión y se procedió a efectuar las correspondientes recomendaciones para el control del mosquito en caso de ser detectado.

El único vector que puede transmitir el virus en España es el Aedes albopictus (mosquito tigre) que está muy extendido en el país, especialmente en el litoral mediterráneo. En países de nuestro entorno como Francia o Italia, también con presencia de mosquito tigre, se han detectado en los últimos años de forma esporádica casos de dengue autóctono y de otros virus similares como el chikungunya, han informado las mismas fuentes.

Debido a la amplia distribución del mosquito tigre y los casos de dengue importado que introducen el virus en nuestro país, no se puede descartar la detección esporádica de casos autóctonos. Sin embargo, las fuentes aseguran que las medidas adoptadas por las autoridades de salud pública y la disminución de la densidad de mosquitos por la actual época del año, hacen que la probabilidad de transmisión autóctona en este momento sea muy baja.

Alerta en verano

Este verano ya se había producido una alerta sanitaria después de que el mosquito aedes japonicus, uno de los encargados de la transmisión del dengue, fuese hallado por primera vez en España y en el sur de Europa. La situación fue revelada por el informe de Evaluación Rápida de Riesgo emitido por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, en el mes de julio.

El aedes japonicus puede volar largas distancias, es resistente al frío y, de hecho, el primer aviso partió de la plataforma ciudadana Mosquito Alert, que detectó uno de estos insectos en el concejo de Siero, en el Principado de Asturias.

Una alerta similar se produjo en Fuerteventura en el verano de 2017 con el aedes aegypti, también capaz de transmitir el dengue y que no se detectaba en España desde hacía más de 80 años. En la primavera del 2018 las autoridades sanitarias aseguraron que la población de este mosquito ya había sido controlada.