Salud | Vida SanaDolor de cabeza

Descubren la mutación que provoca migrañas hereditarias

Un error genético rompe una proteína que actúa como interruptor, descontrolándose la actividad eléctrica en las neuronas

logo
Descubren la mutación que provoca migrañas hereditarias
Actividad neuroeléctrica y migrañas

Actividad neuroeléctrica y migrañas E.I.

Resumen:

Nuestro cerebro es una pequeña central eléctrica. Si se dan excesos de tensión en un punto puede producirse epilepsia o migraña. Ahora, un equipo de la Universidad de la Costa Azul (Francia) y el INSERM han descubierto el gen implicado en las migrañas que se heredan. Se trata de una mutación que rompe una proteína que funciona como interruptor eléctrico.

A pesar de que el 15% del mundo (12,6% de la población adulta española) sufre migrañas, hasta la fecha no se ha comercializado ningún tratamiento curativo efectivo a largo plazo. Ni siquiera está claro su origen. Un estudio de 2016 sugería que arranca en el hipotálamo. Se ha tendido a creer que tiene que ver con la dilatación de los vasos sanguíneos a nivel cerebral. Sin embargo, en las resonancias magnéticas no se ve nada de eso.

Esquema de funcionamiento del gen TRESK mutado en la migraña

Esquema de funcionamiento del gen TRESK mutado en la migraña M.V.

Los niveles de serotonina caen durante los ataques de migraña. Esto puede hacer que el nervio trigémino libere neuropéptidos, que viajan a la cubierta externa del cerebro (meninges). Otros neurotransmisores juegan un papel en el dolor de la migraña, incluido el péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP). Pero también parece claro que los episodios de migraña están relacionados con la hiperexcitabilidad eléctrica en las neuronas sensoriales. Su actividad está controlada por proteínas que generan una corriente llamada canales iónicos (TRESK). Esa corriente, en realidad, inhibe la actividad eléctrica. Los investigadores han demostrado que una mutación en el gen que fabrica esta proteína causa una división entre dos proteínas disfuncionales: una está inactiva y la otra se dirige a otros canales iónicos (K2P2.1) que inducen una gran estimulación de la actividad eléctrica neuronal que causa las migrañas. Es decir, una especie de cortocircuito.

Aunque los investigadores ya habían demostrado la naturaleza hereditaria de las migrañas, no sabían el mecanismo subyacente. Al demostrar que la división TRESK induce hiperexcitabilidad en las neuronas sensoriales, “este trabajo abre un nuevo camino de investigación para el desarrollo de medicamentos contra la migraña”, explica el investigador Guillaume Sandoz desde Niza. De hecho, ya se ha presentado una solicitud de patente para un posible medicamento que se dirija a los canales K2P2.1 para reducir la actividad eléctrica de las neuronas y evitar que se desencadenen migrañas.

Además, los investigadores proponen que este nuevo mecanismo genético, que causa la formación de dos proteínas en lugar de solo una, debe considerarse ahora para el estudio de otras enfermedades genéticas y para diagnosticarlas.

Una dolencia infradiagnosticada

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), hay 5 millones de afectados en nuestro país, de los cuales 1,5 millones la paceden de forma crónica, es decir, experimentan dolor de cabeza más de 15 días al mes. A pesar de su prevalencia y de la discapacidad que provoca, “continúa siendo una enfermedad mal tratada y poco diagnosticada”, señala Patricia Pozo Rosich, Coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la SEN al hilo Según datos de la SEN al menos un 25% de los pacientes no han consultado nunca su dolencia con el médico y podrían existir más de un 40% de pacientes sin diagnosticar. “La adhesión al tratamiento por parte de los pacientes es baja.

Se estima que un 24% de los pacientes con migraña episódica y un 40,8% de los pacientes con migraña crónica discontinúan su tratamiento. Y esto es fundamental para evitar que la enfermedad empeore y, precisamente, que no se abuse de la medicación”, apuntaba la doctora en el contexto del Día Europeo de Acción contra la Migraña.