// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos Los padres de niños de tres años tienen que elegir colegio este abril.

Los padres de niños de tres años tienen que elegir colegio este abril. EP

Familia, Vida Sana

Claves para acertar a la hora de elegir colegio

Se acerca el momento escolarizar a los niños y miles de padres abordan una de las primeras grandes encrucijadas en la educación de sus hijos.

Con tranquilidad y sin angustias. La elección de colegio debe abordarse así, ya que “aunque hay mucho que mejorar, partimos de la base de que en este país la oferta educativa es buena”, comienza Guillermo Bautista, profesor de Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Un mensaje tranquilizador para los padres de los niños nacidos en 2016 y que afrontan este 2019-2020 su primer curso escolar en educación infantil. Porque aunque la educación en España no es obligatoria hasta los seis años, el 96% de los niños (según los datos del INE) comienzan su etapa educativa al cumplir los tres años. Los padres de estos niños más todos aquellos que tengan que cambien de centro o de etapa educativa han de realizar este mes de abril la matrícula escolar para el próximo curso.

Y la pregunta que se hacen muchos de estos padres es cómo elegir el mejor colegio para sus hijos. Educación pública o privada, un colegio grande o pequeño, más o menos innvador, religioso o laico… las posibilidades son muchas y las incógnitas, variadas.

Lo primero, el proyecto educativo

Para Bautista, director de un máster de formación de profesorado y experto en pedagogía, lo más importante es el “proyecto educativo” del centro. Pero, ¿de qué estamos hablando? “El proyecto educativo, que suele estar en su página web, va más allá de un texto. Quien quiera conocerlo bien deberá interesarse por hablar con los profesores, acudir a la jornada de puertas abiertas o conocer a otras familias que tengan escolarizados a sus hijos en él. Porque solo así podremos conocer bien cómo trabajan, cuál es su metodología, qué carga de deberes tienen o qué papel dan a los niños y las familias en la educación”, explica Bautista.

Aquí no habrá un colegio más bueno que otro, sino uno que se adapte más a lo que busquen los padres. “Porque lo importante es saber cómo pensamos que tiene que ser la educación del niño y que ese colegio case con nuestros principios. Así habrá coherencia en su educación”, indica Bautista.

Cercanía al hogar

Que el niño pueda ir andando al colegio es muy importante para Bautista, que subraya lo positivo de que el niño esté “vinculado a la escuela y a su entorno”. Un factor que, además, permitirá por lo general que los padres puedan implicarse más en la escuela.

“Hay que entender que la elección de colegio no será un acierto o error cerrado. Porque el proceso educativo dependerá también de cuál sea la relación de la familia con el colegio, si los padres se implican”, añade el profesor de la UOC, que subraya que el niño nunca recibe “varias educaciones, sino una sola, que será el conjunto de lo que reciba en el colegio y en casa”.

Público o privado, grande o pequeño

Saber si se prefiere un colegio de titularidad pública, concertada (gestión privada de fondos públicos) o privada será un factor que determinará la elección. También si el centro es grande o pequeño. “Aunque a priori un colegio pequeño pueda aportar una relación más familiar, ello depende de la gestión del colegio. También hay que entender que en un colegio más grande el niño recibirá más inputs, se relacionará con más gente, son cuestiones que hay que valorar también”, explica Bautista.

Las instalaciones

Bautista anima a fijarse en las instalaciones del colegio, “sin volvernos locos, porque es importante que el niño tenga opciones pero más importante es que esté bien”. Bautista, que dirige una investigación sobre cómo deberían ser las aulas – proyecto smart classroom – anima a fijarse en que las aulas no sean estáticas y que ofrezcan al niño un entorno “flexible y sobre todo confortable”.

Así mismo, que el colegio cuente con buenas instalaciones para hacer deporte o una oferta interesante de extraescolares puede ayudar a la elección. El comedor, si es de gestión propia o de un catering también será importante tenerlo en cuenta.

¿Qué colegio le viene bien a mi hijo?

Muchos padres buscan también adecuar el colegio a la personalidad de su hijo. Esto es algo que Bautista matiza: “Cuando el niño es mayor, por ejemplo cuando empieza la secundaria, sí puede adecuarse más su personalidad al colegio, pero con tres años es más complicado”. El experto incide en que a esa edad los niños “están por hacer” y buscaría, en general, un proyecto de “educación abierta, enfocada al bienestar”.

A los tres años el experto anima a buscar una “educación abierta, enfocada al bienestar”

El experto también aboga por evitar elegir el colegio “en clave de futuro”. Preocuparse en exceso o dar prioridad al bachillerato al elegir el centro para un niño de dos años “es un error, ya que tiene 16 años por delante en los que pueden pasar muchas cosas”.

Miedo a equivocarnos

Bautista le quita hierro al asunto y afirma que “la elección de centro no es determinante porque nunca será ni un acierto ni un error 100%. Lo importante es sentir que se ha hecho todo lo posible y, sobre todo, influir en el colegio, implicarse”.

De sentir que nos hemos equivocado, “lo que hay que hacer es tratar de solucionarlo. Y no estresarse. Porque aunque a priori no es positivo cambiar al niño de centro, no se acaba el mundo por hacerlo”, sentencia.

 

logo
Claves para acertar a la hora de elegir colegio