La organización especializada en periodismo de datos, CIVIO, ha publicado un análisis en el que muestra con datos solicitados a través del portal de transparencia del consistorio, cuáles son las calificaciones higiénicas y sanitarias de restaurantes, bares supermercados, centros educativos o escuelas infantiles de Madrid.

Según el análisis de CIVIO uno de cada cuatro establecimientos recibió una nota desfavorable por parte de las inspecciones del Ayuntamiento. La mayoría de los inspeccionados son bares y restaurantes, pero también comedores escolares, pastelerías y churrerías.

En este sentido uno de cada diez centros educativos de Madrid suspendió su última inspección higiénico-sanitaria tras analizar los datos de la inspección de cocinas, cafeterías y comedores de 121 guarderías, colegios e institutos.

En otros países el acceso de esta información, según la organización, es de libre acceso pero para elaborar este trabajo «han sido necesarias tres solicitudes de información desde 2017, esperar a la renovación de su programa de gestión de expedientes, una reclamación ante el Consejo de Transparencia, una reunión con Madrid Salud y evitar una restricción arbitraria de los datos –con amenaza de multa– impuesta por este organismo», según aseguran desde CIVIO.