La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha explicado que prohibirán fumar en vehículos privados y espacios deportivos al aire libre con la nueva ley catalana de adicciones, que prevén que apruebe el Parlament a lo largo de 2020.

«El coche es un habitáculo muy pequeño, y ahí esta demostradísimo que la concentración de humo no es perjudicial, no, lo siguiente», y esta concentración de nicotina es superior a la que había en bares y discotecas antes de que se prohibiera, ha explicado en una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press.

«La ley que tenemos ahora es muy antigua. La sociedad cambia mucho, y las leyes se tienen que adaptar», ha reflexionado, y ha dicho que incluirá los cigarrillos electrónicos, que son otra forma de fumar y que es igual de perjudicial, por lo que hay que equipararlos al tabaco convencional.

Ha dicho que «seguramente» la prohibición en vehículos será a través de sanciones, pero que trabajan con el Servei Català de Trànsit (SCT) para ver la forma, pero ha considerado que el simple hecho de hablarlo ya producirá un efecto y habrá personas que dejen de hacerlo.