La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, ha asegurado este jueves ante 2.000 representantes de colegios católicos que «de ninguna manera se puede decir que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza» que emana del artículo 27 de la Constitución, declaraciones que han provocado un sonoro murmullo entre los asistentes.

Celaá ha pronunciado estas palabras durante su intervención en la inauguración del decimoquinto congreso de Escuelas Católicas, que se celebra desde este jueves en Madrid, donde ha afirmado que «del concepto de libertad de enseñanza deben ser expulsados algunos contenidos que determinados autores han pretendido incluir» dentro del concepto de libertad de enseñanza de la Constitución de 1978.

«Esos hechos, los de elegir centro, formarán parte del haz de derechos que puedan tener los padres y madres en las condiciones legales que se determinen pero no son emanación estricta de la libertad reconocida del artículo 27 de la Constitución», ha dicho Celaá.

Reacción de la patronal de centros católicos

Escuelas Católicas, patronal que agrupa a 2.000 centros educativos de toda España, considera «fuera de lugar» la declaraciones de la ministra. «Agradezco a la ministra que haya venido a nuestro acto, pero me parece que está un poquito fuera de lugar lo que ha dicho en su discurso, a parte de que es muy discutible desde el punto de visto político o jurídico, me parece que no era el momento de hablar de esto», ha afirmado el secretario general de Escuelas Católicas, José María Alvira, en declaraciones a Europa Press.

Para el secretario general de Escuelas Católicas, las palabras de Celaá son cuestionables. «La Constitución habla de libertad de enseñanza, y no detalla en qué consiste esa libertad de enseñanza lógicamente porque no es el lugar, pero tanto la LODE como la LOE, que son dos leyes educativas del PSOE, sí que reconocen esa libertad para elegir», ha explicado.

La ministra, en su intervención, ha reconocido que el derecho de las familias a elegir el centro educativo de sus hijos está reconocido en la ley, pero subrayando que no está recogido en la Constitución. «Esos hechos, los de elegir centro, formarán parte del haz de derechos que puedan tener los padres y madres en las condiciones legales que se determinen pero no son emanación estricta de la libertad reconocida del artículo 27 de la Constitución», ha dicho Celaá en el congreso de Escuelas Católicas.

Alvira ha recordado que existen varias sentencias del Tribunal Constitucional «que más bien son favorables a entender la libertad de enseñanza en un sentido amplio», y cree que las declaraciones de Celaá forman parte de «un empeño en trasladar a la opinión publica ciertas interpretaciones que justifiquen después las leyes que pueden venir».

«Mucho nos tememos que si Podemos tienen influencia en el Gobierno, la proporción de escuela concertada van a querer disminuirla, y eso es algo que nos inquieta», ha reconocido el secretario general de Escuelas Católicas.