Rafa Nadal ha mostrado este jueves desde Acapulco (México) su deseo de que acabe cuanto antes la epidemia del coronavirus que se está propagando en estos días.

«Ojalá se controle, se encuentre el remedio y se pare esta incertidumbre, esta psicosis, este miedo», ha señalado el tenista español tras calificarse para los cuartos de final del Abierto Mexicano.

«Es lo más importante», ha agregado Nadal, «no sólo por los Juegos Olímpicos sino por la humanidad». En las últimas fechas se ha venido comentando la posibilidad de que los próximos Juegos de Tokio tengan que ser suspendidos por el coronavirus.

Precisamente, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC por sus siglas en inglés) ha instado este miércoles a «no exagerar» ni sentir temor ante el avance del coronavirus, una afección con una tasa de mortalidad inferior a la gripe común a la que se combate con una higiene correcta, pero no «con el pánico».

En declaraciones a Efe, su presidenta y consejera delegada, Gloria Guevara, ha pedido a la sociedad que se concentre «en los hechos, no en los rumores» y no asocie esta enfermedad con determinadas nacionalidades, pues «estigmatizar y decir que todos están infectados» impacta negativamente en un sector turístico que supone el 10 % del producto interior bruto (PIB) mundial.

En este sentido, la presidenta del WTTC y ex ministra de Turismo de México (2010-2012) reconoce que el coronavirus ya ha pasado factura al sector, entre otros motivos porque China, país del que partió la amenaza, «es el segundo más relevante del mundo» y sus ciudadanos «gastan mucho cuando viajan», unos 6.000 y 7.000 dólares (entre 5.500 y 6.500 euros) de media cuando visitan Europa.

«Si estigmatizamos a los chinos, no se les va a olvidar», ha alertado Guevara, quien descarta que el cierre de fronteras sea la solución a una propagación masiva, ya que «no se conoce el tiempo de incubación ni contagio».

De hecho, a su juicio, «puede ser contraproducente, porque entonces creas una incubadora de virus en la que no puedes determinar quién fue el paciente cero».

Guevara tampoco cree necesaria la cancelación de los viajes programados, y añade que la situación debe analizarse desde una perspectiva «sencilla y pragmática» que ponga en contexto el riesgo de contagio.