Ante la ola de coronavirus, el Obispado de Málaga ha hecho una serie de recomendaciones para el desarrollo de las misas que ha enviado a las parroquias de su jurisdicción.

Así, una de las más llamativas es la de «evitar el contacto físico en el momento de la paz», lo que descartaría los besos y los apretones de manos durante la eucaristía.

Asimismo, el Obispado de Málaga considera que los párrocos deben «vaciar las pilas de agua bendita de los templos» y que «en las celebraciones eucarísticas se distribuya la comunión sólo en la mano» y no directamente en la boca del feligrés como se acostumbra a hacer.

Estos consejs -como medida de precaución para evitar posibles contagios- han sido enviado en nota oficial desde la Secretaría General de la Diócesis a todas las parroquias de la misma.

El Obispado finaliza su escrito afirmando que «estas recomendaciones se han hecho públicas después de que el Ministerio de Sanidad mantenga el escenario de contención acordado por el Sistema Nacional de Salud para frenar la expansión del coronavirus Covid-19 en España».