Este domingo ha fallecido otro profesional sanitario a causa del coronavirus Covid-19. La víctima era médico de familia en el Centro de Salud Mota del Cuervo (Cuenca), se llamaba Sara Bravo López y tenía tan solo 28 años.

Según ha publicado Redacción Médica, la sanitaria presentaba patologías previas, en concreto asma, y tuvo que ser ingresada en la UCI del Complejo hospitalario La Mancha Centro.

A través de una publicación de Facebook, su centro de trabajo a querido dedicarle unas palabras: «En esta localidad manchega se ganó el afecto y consideración de vecinos y compañeros por sus valores humanos y por su encomiable entrega y actitud profesional de servicio a sus pacientes. Los compañeros de nuestra Área Integrada nos unimos al dolor de su familia y amigos»