Italia ha vuelto a constatar una reducción significativa del número de fallecidos diarios por coronavirus, 165 en las últimas 24 horas, y contagios, un total de 802 sobre los casos totales en el país, que ha rebasado los 219.000 afectados y cifra sus fallecidos en más de 30.500.

Los números representan una continuación de la tendencia descendente respecto de los 194 fallecidos y 1.083 nuevos casos registrados ayer. El total de decesos es de 30.560 y el de afectados, 219.070, según el último balance de Protección Civil publicado este domingo.

De acuerdo con las estimaciones de ‘La Repubblica’, no se tenía constancia de tales cifras desde el 6 de marzo, en el caso de los contagios, y del 9 de marzo, en el caso de los fallecimientos.

Entre los afectados hay 1.027 pacientes en cuidados intensivos, siete menos que ayer, y 13.618 personas se encuentran hospitalizadas con síntomas, 216 menos que las estimaciones del sábado. El total de altas y recuperados es de 105.186, 2.155 más que el balance anterior.

Por regiones y una vez más, Lombardía sigue siendo la más afectada con 30.190 casos y 14.986 fallecidos; Piamonte (13.650 contagios totales, 3.367 fallecidos), Emilia Romaña (7.191 casos, 3.845 muertos), Véneto (5.591 afectados, 1.657 muertos) y Toscana (4.147 contagios, 942 fallecidos).

Un descenso alentador, entiende el Gobierno del primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que este sábado ha prometido a los italianos que disfrutarán el verano sin confinamiento, a la espera de los difíciles meses que esperan a la población, sacudida por la tragedia personal y el revés económico.

No vamos a pasar el verano en nuestros balcones, dejando la belleza de Italia en cuarentena. Podremos ir a disfrutar de la costa, las montañas y nuestras hermosas ciudades», ha declarado Conte en la edición dominical del periódico ‘Corriere della Sera’.

Protección Civil de Italia informó este sábado de 194 nuevos fallecidos en las ultimas 24 horas por coronavirus, por debajo de los 243 muertos del viernes cuando se superó el umbral de los 30.000 decesos.

Si bien el país parece estar recorriendo una pendiente descendente en lo que a la curva de casos se refiere, la economía ha resultado afectada hasta tal punto que el Gobierno italiano estaría preparando un paquete de medidas extraordinario de 55.000 millones de euros para reactivar el país, según informó este sábado el propio diario.

«Van a ser meses muy difíciles, nos enfrentamos a la prueba más dura desde el período de posguerra», ha pronosticado Conte. «Tendremos una fuerte caída en el PIB y las consecuencias económicas serán muy dolorosas», ha añadido.