España | Extremadura | Salud | Vida Sana

Los brotes en Badajoz se elevan a seis y ya suman 129 casos

El consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles.

El consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles. EUROPA PRESS

El número de brotes de Covid-19 oficiales declarados en la ciudad de Badajoz se ha elevado en las últimas horas de cuatro a seis, que junto a los positivos que por el momento no tienen relación con ninguno de ellos, acumulan en la ciudad un total de 129 casos confirmados por PCR, ninguno de ellos con síntomas graves, y 712 contactos en seguimiento.

Este balance lo ha ofrecido este domingo el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, en una rueda de prensa convocada de urgencia, entre cuyos objetivos se encontraba salir al paso de una serie de «bulos» y «noticias falsas» que vienen circulando por las redes sociales en las últimas horas referentes al «cierre» de la ciudad o de determinados establecimientos.

«De momento no se va a adoptar ninguna otra medida. Lejos quedan medidas drásticas como el cierre de la ciudad o de determinadas zonas. En este momento no es necesario un cierre de estas características», ha subrayado Vergeles, quien no obstante sí ha señalado que se mantienen restringidas las visitas en residencias de mayores y se prohíbe el uso de parques infantiles en Badajoz.

Con todo, el consejero ha comenzado su intervención afirmando que la situación es «mejor de la que teníamos, o al menos más controlada», y en este sentido ha señalado que si en Extremadura ayer se notificaron 52 casos, 49 de ellos en Badajoz, los datos de este domingo se reducen a 19, eso sí, todos ellos en el área de salud de Badajoz.

Esto evidencia «un descenso muy importante», que indica que los brotes en Badajoz están «acotados», según Vergeles, quien ha avanzado que estos nuevos casos han dado lugar a 51 contactos estrechos que ya están en estudio y siendo «rastreados» por Salud Pública.

Además, en el conjunto de la región, se han descartado 140 casos y se han hospitalizado tres nuevos pacientes, uno en Llerena-Zafra, más por motivos sociales que sanitarios, y dos en Badajoz, ninguno de ellos con pronóstico grave. Asimismo, en las últimas 24 horas no se ha producido ningún fallecido ni se ha dado ningún alta en la comunidad.

Seis brotes en Badajoz

Con respecto a la situación de la pandemia en Badajoz, ha señalado que hay seis brotes, dos más de lo notificados este pasado sábado, y además hay otras 48 personas no asociadas por el momento a ninguno de ellos, ya que se está realizando su trazabilidad, y que a su vez han dado lugar a 202 contactos estrechos, todos ellos en seguimiento.

Así, Vergeles ha reconocido que se ha producido una «especie de aceleración» en el número de casos que «ha podido llevar a un cierto nerviosismo» entre los pacenses, especialmente a través de redes sociales donde se genera una «alarma innecesaria».

Por ello, ha desgranado la situación por brotes, para ofrecer toda la información «con transparencia». Así, en el Brote 1, hay siete positivos y 63 contactos a los que se ha realizado ya la PCR, todos ellos negativos aunque continúan en seguimiento.

En el Brote 2, también siete positivos con 37 contactos estrechos que ya han dado negativo pero igualmente hay que mantener el seguimiento. En el tercero hay 16 positivos y 63 contactos estrechos en seguimiento.

En el cuarto 40 positivos y 152 contactos estrechos, que según ha apuntado Vergeles, tiene como foco una guardería de Pardaleras con menores a partir de los dos años que han dado positivo, y también algún trabajador del centro, si bien todos los pequeños se encuentran asintomáticos. El Brote 5 cuenta con siete positivos y 38 contactos, y el sexto, 14 positivos y 157 contactos.

De esta forma, sumando los datos de los brotes y de las personas en seguimiento que no están asociados a ellos, en Badajoz hay 841 personas en seguimiento, de los 129 son positivos confirmados y 712 contactos estrechos.

Vergeles ha señalado que se están realizando en torno a 500 PCR al día en la ciudad, gracias a la robotización de las pruebas, y ha remarcado que la transmisión comunitaria que se está produciendo en la ciudad es «controlada», y que solo en el caso de que se descontrole se tomarían «otro tipo de medidas».

Relajación de medidas

El consejero ha confirmado, por otro lado, que si bien no se ha cerrado ningún establecimiento de la ciudad, se ha procedido a la desinfección de todo un bloque de viviendas de la barriada de Suerte de Saavedra, una cafetería del centro de la ciudad y de una guardería en la barriada de Pardaleras.

Asimismo, ha remarcado que en la mayoría de los brotes se ha constatado una «relajación» en las medidas de distanciamiento, del uso de mascarilla, y todas se relacionan con fiestas o comidas familiares, por lo que el mensaje que hay que trasladar a la ciudadanía es que «hay que seguir trabajando intensamente desde salud pública para tener controlada la situación» porque, ha insistido, los brotes están «acotados».

También ha reiterado que son los profesionales de Salud Pública los que llaman directamente a los contactos estrechos de los infectados.

Vergeles ha finalizado su exposición advirtiendo que este repunte de casos en Badajoz demuestra que el virus «está con nosotros, que ha venido para quedarse hasta que tengamos una vacuna, que las mascarillas son obligatorias y que esto es mas serio de lo que parece».

Por lo que ha señalado que cuando se llama a la responsabilidad individual de los ciudadanos «no es por fastidiar los veranos de nadie, sino porque la relajación de unos pocos es la preocupación o la enfermedad de muchos, y esto no nos lo podemos permitir». «Esta es la nueva normalidad», ha remachado.

Por último, a preguntas de los periodistas, ha confirmado que las visitas a residencias de mayores continuarán restringidas en tanto que la situación no mejore, con el fin de proteger a la población vulnerable. Y es que, según ha señalado, en los últimos meses se ha demostrado que la entrada del virus en un centro de estas características tiene unas consecuencias «devastadoras».

Asimismo, ha defendido la decisión del ayuntamiento de cerrar los parques infantiles, en especial debido a que se está produciendo una bajada de la edad media de las personas infectadas, y a que hay un brote en concreto, el referido de la guardería, con niños de corta edad infectados.

Con respecto a la situación del brote de la cercana localidad portuguesa de Reguengos de Monsaraz, ha señalado que se está estudiando epidemiológicamente la zona Villanueva del Fresno, la localidad extremeña más próxima a la frontera, y que ya ha hablado con el ministro de Sanidad, que a su vez está en contacto con su homóloga lusa.

Comentar ()