Salud | Vida Sana

Sin mascarillas ni distancia de seguridad en las celebraciones por el ascenso del Sabadell

Varios aficionados no respetaron las medidas de precaución pese a la máxima alerta en Cataluña por los brotes de coronavirus

Aficionados del Sabadell celebran el ascenso a Segunda A. Ràdio Sabadell.

Ni mascarilla ni distancia social. Así celebraron ayer algunos aficionados el ascenso del CE Sabadell a Segunda A tras su victoria ante el Barcelona B. Decenas de aficionados ocuparon la zona céntrica de la ciudad en un momento de máxima alerta ante los brotes de Covid-19 que sufre la región.

El Sabadell remontó al Barça B en la final del play-off de Segunda B celebrada en el Municipal Antonio Lorenzo Cuevas de Marbella, y se impuso 1-2. Un gol de Néstor Querol sirvió el ascenso del equipo arlequinado a LaLiga SmartBank, según informa Europa Press.

La euforia del Sabadell se trasladó a las calles y fuentes de la ciudad, donde se encendieron bengalas y corearon cánticos. La polémica ha estallado tras circular en redes sociales un vídeo donde se ve a varios aficionados sin mascarilla y sin guardar las distancias.

Mensaje de responsabilidad

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha alertado este lunes de «una situación demasiado crítica como para no darle importancia», y ha apelado a la responsabilidad de toda la ciudadanía para evitar volver a la oscuridad y a la angustia de días anteriores, ha dicho.

En rueda de prensa, ha precisado que la media de edad de los contagiados ha descendido desde los 60 hasta los 37 años, y se ha dirigido especialmente a los jóvenes: «Hoy un botellón no es una fiesta, es un acto de insolidaridad», y ha pedido a la Conselleria de Interior y a los alcaldes catalanes actuar con severidad frente a las vulneraciones de la normativa.

Asimismo, en unas palabras en inglés, Torra ha reivindicado que Catalunya es un destino turístico responsable que sigue las recomendaciones internacionales en la lucha contra el coronavirus, y ha añadido que salvo las zonas con brotes -como el Segrià (Lleida), Figueres (Girona) y Barcelona-, el resto de Catalunya «no tienen afectación y son seguras».

Comentar ()