Ante la llegada del uso obligatorio de la mascarilla en la Comunidad de Madrid, surgen dudas de cómo actuar, sobre todo en las terrazas. Si seguimos las medidas estrictas de seguridad, deberíamos quitarnos la mascarilla solo cuando vayamos a comer o beber. Un médico ha contado a Telemadrid que los ciudadanos que estén comiendo o cenando no deberán, bajo ningún concepto, dejarse la mascarilla en la barbilla, puesto que cuando uno lo hace «se está contaminando la propia mascarilla de todos los gérmenes que tenemos».

Si la dejamos en la barbilla, los gérmenes que tiene pasarán a la nariz y de ahí al aparato respiratorio. Lo único que se podrá hacer es quitar la mascarilla desde una de las orejas, llevarnos a la boca lo que vayamos a comer e inmediatamente ponérnosla, para masticar el alimento con ella debidamente colocada. Para no contaminar nunca la mascarilla, puedes guardarla en un sobre que lleves de casa, que la aislará de todo contacto.

Con esto se evitan contagios y enfermedades, «tenemos que seguir las normas obligatorias que nos ha dicho el Ministerio y la Consejería de Sanidad. Esto es así si queremos evitar la propagación del coronavirus», sentencia el médico.