Vida Sana

Cómo evitar los mareos cuando viajas en coche

En estos meses de desplazamientos la DGT ha recordado algunos consejos para evitar los mareos en los coches

logo
Cómo evitar los mareos cuando viajas en coche

Niño viajando en coche EP

Resumen:

En verano se producen miles de desplazamientos en coche a lo largo de toda la geografía española, muchos son de largo recorrido. Este año a pesar del covid también se esperan muchos viajes en coche. Dentro de la tripulación de los autos siempre hay quienes disfrutan del placer de recorrer las extensas carreteras, pero también, quienes sufren mareos que acaban convirtiendo el trayecto en un tormento.

Las carreteras llenas de curvas o los atascos son los enclaves idóneos para que se produzcan estos pesados mareos. Cuando ocurre, la persona comienza a sentir falta de equilibrio, vértigo, vacío en el estómago y por último ganas de devolver. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado en su revista una serie de consejos para hacer frente a los mareos en el coche. La DGT recuerda que los más predispuestos son los niños, los adolescentes y las embarazadas; muchos van en los asientos traseros y se distraen con móviles, consolas, películas o libros.

A diferencia de los niños más crecidos los bebes son ajenos a los mareos. Es importante que el conductor guíe el coche de una forma suave y tranquila, por ello se ha de evitar: aceleraciones, frenazos bruscos, o dar zarandeos con el volante. Los pasajeros son los más sensibles a la conducción, ello se debe a que se trasmiten los movimientos y que el cerebro no detecta, siendo ahí cuando se produce el mareo.

El Real Automóvil Club de España, más conocido como el RACE, también a elaborado una serie de consejos para los viajes con niños pequeños. La DGT también los recuerda.

  • Asegurarse de que el habitáculo está limpio y bien ventilado antes de iniciar el viaje. Durante el mismo, tratar de mantener una temperatura entre 21 y 23 grados, sin excesivo frío ni calor.
  • El asiento más seguro para viajar en coche es el trasero central. Este asiento también es el más recomendado para el niño que suele marearse, ya que podrá fijar la vista en el paisaje para evitar los síntomas que provocan este malestar. Es obligatorio que los niños con una altura de hasta 1,36 metros viajen con sistemas de retención homologados en la parte trasera. Si el niño se siente indispuesto, para el coche, pero nunca hay que desabrocharles las cintas de sujeción ni le bajarles de la silla infantil, a menos que se haya estacionado el coche en un lugar completamente seguro.
  • Ante el primer síntoma de mareo o aviso por parte del niño lo más aconsejable es bajar la ventanilla para que el aire fresco le llegue a la cara y decirle que cierre los ojos y se relaje. Si se queda dormido, mucho mejor para evitar que el malestar aumente. En casos extremos, su médico podrá recetarle las pastillas para el mareo en coche.
  • Valorar la opción de realizar paradas más frecuentes para que el niño se refresque con agua y le dé el aire fresco.
  • La comida antes de iniciar el trayecto debe ser ligera y en pequeña cantidad, pero el niño debe comer algo, porque con el estómago vacío es más fácil marearse.
  • Durante el viaje es importante la hidratación. Beber mucha agua es clave para evitar mareos.
  • No hay que olvidar llevar una bolsa de plástico a mano por si al niño le dan ganas de vomitar, además de toallitas refrescantes y una toalla. Nunca se sabe cuándo se pueden necesitar.
Comentar ()