El Liceo Francés ha sido el primer colegio de Madrid que ha tenido que confinar un aula de forma preventiva tras la detección de un caso de coronavirus en una clase de 1º de Primaria. Al parecer, dicho grupo comenzó el pasado viernes y siguiendo las instrucciones de la Consejería de Sanidad, la dirección del centro ha instado a que los contactos estrechos del niño permanezcan en casa durante los próximos 14 días, según fuentes del Gobierno regional.

Asimismo, desde dicho colegio, han comunicado en una circular enviada a los padres que están «en contacto permanente con las autoridades sanitarias españolas para saber cuándo y cómo podrán reincorporarse los alumnos».

Este martes unos 412.000 alumnos de la segunda tanda de Educación Infantil, especial y los tres primeros cursos de Primaria han regresado de manera presencial a las aulas madrileñas, uniéndose de esta forma a los 94.758 niños del primer ciclo de Infantil que lo hicieron la semana pasada.