Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha admitido este jueves que la evolución de la pandemia en España «no es buena» y ha añadido que ya «tenemos que asumirlo todos», y que considera «potentes» las medidas establecidas por Sanidad.

Además, el experto ha puesto de nuevo el foco en la situación de la capital: “Sé que en algunos momentos se me ha acusado de señalar a la Comunidad de Madrid y siento tener que hacer esto, pero lo cierto es que ahora mismo representa más del 35% de casos que se notifican en España», explicaba.

Asimismo ha destacado que Madrid también «tiene los peores datos» en lo que a ocupación de camas convencionales y de UCI se refiere, ya que cuenta con «un 23% de las camas convencionales ocupadas y un 42% en el caso de las UCI». Por esta razón, el experto ha querido dirigirse de forma directa a la población de esta comunidad para que «entre todos» se logre estabilizar su situación.

Respecto a las nuevas restricciones, desde Sanidad se ha aclarado que «los confinamientos que se plantean no son individuales en el domicilio, sino perimetrales», y que estos «permiten mantener una actividad socioeconómica y a la vez reducir la incidencia del virus».

El objetivo, según el director del Centro de Emergencias Sanitarias, es «bajar la incidencia de los casos», porque «si se rebaja la incidencia y se mantiene un nivel de sospecha alto, automáticamente baja la positividad». De esta forma, afirma que «el esfuerzo diagnóstico sigue siendo muy importante», y por ello se están realizando «1.652 PCR por cada 100.000 habitantes cada semana».

En lo referido al «impacto» de la vuelta a los colegios, Simón ha recalcado que «está siendo muy limitado, gracias a toda la comunidad educativa y a todos los estudiantes».