Vida Sana

Alemania y Francia también cancelan las conexiones con el Reino Unido por miedo a la nueva cepa

Una pasajera llega a Barajas.

EP

Europa intenta blindarse contra la nueva cepa de coronavirus detectada en el Reino Unido, que está disparando los casos en Londres y que se propaga hasta un 70% más rápido que las conocidas hasta el momento, aunque no parece ser más grave para quienes la contraen.

Los gobiernos de Holanda, Bélgica, Italia, Austria, Irlanda, Alemania y Bulgaria ya han cortado las conexiones aéreas, y en algunos casos marítimas y terrestres, con las islas británicas. Francia también, durante 48 horas, mientras estudia la situación. España, de momento, ha reclamado a las instituciones europeas una respuesta conjunta para evitar acciones unilaterales en las fronteras. El Consejo Europeo ha convocado a una reunión telemática de las 27 capitales, aunque ha terminado sin un acuerdo claro y los Estados miembro seguirán hablando.

Países como Grecia han optado por mantener la PCR obligatoria a los pasajeros procedentes del Reino Unido, a los que exigirá también una cuarentena de siete días.

Este domingo, el ministro británico de Salud, Matt Hancock, reconoció que la transmisión de esta nueva cepa está de momento «fuera de control». El gobierno de Boris Johnson ha establecido las máximas restricciones en el área de Londres y en el sur del país, y ha pedido a todos los ciudadanos de estas zonas que «actúen como si tuvieran el virus». Reino Unido ha notificado este domingo 35.928 nuevos casos de coronavirus y 326 muertes en 24 horas.

La situación, que se conocía desde mediados de la semana, ha terminado por sembrar el pánico entre los gobiernos europeos este domingo. «Como Gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos», ha afirmado el ministro de Exteriores italiano, Luigi de Maio, antes de firmar el decreto de suspensión de vuelos con el Reino Unido. También Irlanda ha adoptado esta medida, cortando las conexiones aéreas y marítimas, durante al menos 48 horas mientras se estudia el alcance de la cepa y se aborda una respuesta conjunta a nivel europeo.

El Gobierno de los Países Bajos anunció durante la madrugada de este domingo que suspenderá los vuelos con el Reino Unido hasta el 1 de enero después de que se haya detectado en el país una muestra con la nueva variante del COVID-19, más contagiosa que la anterior, detectada en las islas.

La muestra pertenecería a un caso de principios de diciembre, según el diario local ‘De Telegraaf’, lo que habría motivado a las autoridades científicas a recomendar al Gobierno que «limite tanto como sea posible» la introducción de esta cepa del virus desde Reino Unido, mientras se investiga el suceso.

La prohibición de los vuelos comenzará a partir de las 06:00 horas de este domingo y el Gobierno ha recomendado en un comunicado no viajar a menos que sea necesario.

No hay evidencias de que esta cepa del virus sea más mortal, pero sí es un 70 por ciento más contagiosa que las anteriores, lo que ha hecho que el Gobierno de Reino Unido haya decretado el confinamiento total de Londres y el sureste del país, mientras que en las regiones de Gales y Escocia se han ordenado cierres perimetrales entre otras medidas restrictivas.

Países Bajos ha detectado en lo que va de pandemia 687.240 casos y 10.546 muertes y ha experimentado recientemente un incremento del ritmo de contagio.

Bélgica también corta conexiones

Por su parte, Bélgica también ha anunciado durante la mañana del domingo que cancela los vuelos con el Reino Unido, además de las conexiones en tren, mientras analizan muestras de esta nueva cepa. La prohibición inicial es de tan solo 24 horas, a la espera de tener resultados concluyentes durante el día.

Además, Bélgica se coordinará con Francia para realizar controles preventivos en sus fronteras para detectar pasajeros procedentes de los trenes Eurostar que cruzan el Canal de La Mancha.

Alerta en Reino Unido

«Es una enfermedad mortal y debemos controlarla, lo cual es más difícil con esta nueva variante», ha afirmado el titular de Salud británico, Matt Hancock, en una entrevista con la cadena británica Sky News. «Todo el mundo, en particular quienes viven en regiones designadas Nivel 4 deben comportarse como si tuvieran el virus. Esa es la única forma de poder recuperar el control», ha añadido.

Comentar ()