Vida Sana

Los epidemiólogos exigen una rectificación al juez por sus palabras "inadmisibles"

El magistrado Luis Ángel Garrido.

La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha exigido este jueves una rectificación al juez que preside la Sala que ha permitido la reapertura de los bares en Euskadi, Luis Ángel Garrido, por sus «ofensivas» e «inadmisibles» declaraciones sobre estos profesionales.

Entre otras cosas, Garrido dijo que un epidemiólogo «es un médico de cabecera que ha hecho un cursillo», y consideró que las medidas contra la covid-19 adoptadas en España y en todos los países «no difieren mucho de las que se daban en la Edad Media».

«Supongamos que suben un 2000 por ciento las enfermedades de transmisión sexual y llego yo, el gran epidemiólogo de la zona, y digo: muy fácil, estén ustedes dos años sin relaciones sexuales y bajará la curva, y que ahora te digan que para que el virus se reduzca tiene usted que quedarse en casa, no hablar con nadie, no ir a ningún espectáculo teatral, eso se sabía en la Edad Media», manifestó el juez.

Antes estas declaraciones, la SEE manifiesta en un comunicado su rechazo porque, además de ser «desafortunadas», son «inadmisibles» y suponen «desconocimiento y una falta de respeto» hacia una profesión que «requiere toda una vida de formación» y «hacia unos profesionales que están trabajando sin descanso, como todo el personal sanitario, para salir cuando antes de esta terrible pandemia».

La SEE exige una rectificación al juez y recalca que entre quienes se dedican a la epidemiología no solo hay personas con formación de base en medicina, también con otras formaciones como, farmacia, enfermería, estadística, sociología o psicología.

Además, prosigue, muchas de ellas tienen másteres específicos u «otro tipo de formación específica realizada en España y en el extranjero» y «por su puesto con trayectorias profesionales acreditadas y constatables».

Para la SEE, las declaraciones de Garrido ponen en «entredicho el trabajo y el esfuerzo» que se realiza en la epidemiología y considera «difícil» de entender «la ignorancia que se trasluce» de las mismas, que, además, alimentan «la desinformación, los bulos y noticias falsas».

«Tal vez es un ejemplo de atrevimiento en el que se ignora la técnica y la metodología que llevan a recomendar unas medidas u otras en función del análisis de la situación», continúa la SEE, que apunta que lo dicho por Garrido pretende desacreditar igualmente a los profesionales de medicina familiar y comunitaria.

La SEE recuerda que las decisiones sobre las medidas para frenar la pandemia son adoptadas no por las personas que están en puestos técnicos, «sino por quienes ejercen la responsabilidad última y tienen la legitimidad democrática para hacerlo». 

Te puede interesar

Comentar ()