Vida Sana

Dinamarca, Noruega e Italia suspenden la vacunación con AstraZeneca por posibles efectos de trombos

Una mujer recibe la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca

Una mujer recibe la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca, en Madrid. EP

La Dirección General de Sanidad de Dinamarca anunció este jueves la suspensión temporal de la vacuna de AstraZeneca tras registrar «graves casos de trombos» en personas que la habían recibido.

Horas más tarde, Noruega ha informado de que suspende temporalmente también el uso de la vacuna de AstraZeneca, según confirmó Geir Bukholm, alto funcionario del Instituto Nacional de Salud Pública. «Estamos a la espera de información para ver si hay una relación entre la vacunación y este caso de coágulos», añadió este portavoz.

Posteriormente, Italia también ha confirmado que suspenderá momentáneamente la vacunación con un lote de dosis de AstraZeneca a la espera de más información.

Islandia, Austria, Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo también han paralizado por el momento la inoculación de este medicamento.

Por su parte, Londres defiende que la vacuna es «segura» y «eficaz». En España se han administrado ya más de 720.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca entre la población menor de 55 años, sin que hayan trascendido problemas destacables.

Uno de los casos que ha provocado la reacción en Dinamarca está relacionado con una muerte, explican en un comunicado las autoridades sanitarias, que resaltan que todavía no se puede concluir que haya una relación entre la vacuna y los trombos.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) está estudiando los eventos trombóticos reportados en Austria después de la administración de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca, pero por el momento asegura que «no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, que no figuran como efectos secundarios de esta vacuna».

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha avanzado que el organismo regulador europeo está «ahora mismo reunido» para tratar este asunto. «Mando un mensaje de prudencia, no se ha producido ningún evento trombótico de este tipo en España. Hasta ahora no se ha acreditado la relación causal entre la vacuna y los trombos. Estamos en buenas manos, tranquilidad», ha comentado en una entrevista en La Sexta recogida por Europa Press.

Tras estos eventos, las autoridades sanitarias de Dinamarca han anunciado este jueves que van a suspender «de forma temporal» la administración de las dosis de AstraZeneca como precaución tras los casos en Austria, aunque aún no se ha producido ningún caso de este tipo en el territorio danés.

Austria suspendió este miércoles el uso de un lote de la vacuna de AstraZeneca después de que a una persona se le diagnosticara una trombosis múltiple (formación de coágulos sanguíneos dentro de los vasos sanguíneos) y falleciera 10 días después de la vacunación, y de que otra fuera hospitalizada con una embolia pulmonar (obstrucción en las arterias de los pulmones) tras ser vacunada, aunque ya se está recuperando. Además, también se habían recibido otros dos informes de casos de eventos tromboembólicos en este lote de la vacuna.

Según explicó este miércoles la EMA en un comunicado, el lote, denominado ‘ABV5300’, se entregó a 17 países de la UE y comprende un millón de dosis de la vacuna. «Algunos países también han suspendido posteriormente este lote como medida de precaución, mientras se lleva a cabo una investigación completa. Aunque en este momento se considera improbable un defecto de calidad, se está investigando la calidad del lote», señala el organismo reuglador europeo.

La EMA defiende que, con la «información disponible hasta ahora», el número de eventos tromboembólicos en personas vacunadas «no es mayor que el observado en la población general». Así, hasta el 9 de marzo, se habían notificado 22 casos de acontecimientos tromboembólicos entre los 3 millones de personas vacunadas con la vacuna de AstraZeneca en el Espacio Económico Europeo.

Comentar ()