Salud | Vida Sana

Muere el primer niño por la hepatitis de origen desconocido, que ya deja 13 casos en España

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó de que se ha registrado la primera muerte infantil por la nueva hepatitis aguda de origen desconocido en niños que ya deja 169 casos en más de 12 países, con 13 de ellos registrados España.

Hasta el 21 de abril se habían notificado casos agudos de hepatitis de origen desconocido en Reino Unido, Estados Unidos, España, Israel, Dinamarca, Irlanda, Holanda, Italia, Noruega, Francia, Rumanía y Bélgica, según la OMS. De los 169 casos en total 114 se produjeron sólo en territorio británico.

Los casos notificados correspondían a niños de entre un mes y 16 años, y 17 de ellos habían necesitado un trasplante de hígado. No dio detalles de la muerte que se había notificado y no dijo dónde se había producido.

El 5 de abril, Reino Unido notificó un aumento de los casos de hepatitis aguda de etiología desconocida entre niños menores de 10 años previamente sanos de Escocia. Una semana después, Reino Unido informó de que, además de los casos de Escocia, había aproximadamente otros 61 casos en investigación en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, la mayoría de los cuales tenían entre 2 y 5 años. El 14 de abril, Escocia detalló que, de los 13 casos que se estaban investigando, cuatro estaban relacionados epidemiológicamente.

El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermerdades (ECDC, por sus siglas en inglés) apuntaba el pasado martes que «por el momento se desconoce la causa exacta de la hepatitis en estos niños». Sin embargo, informaban de que en Reino Unido, principal foco hasta la fecha, se considera que «lo más probable es una causa infecciosa basándose en las características clínicas y epidemiológicas de los casos que se están investigando».

Asimismo, tampoco descartan una «posible exposición tóxica». Hasta el momento, no se ha identificado ninguna relación con la vacuna contra la covid-19, mientras que la información recogida a través de un cuestionario a los casos sobre alimentos, bebidas y hábitos personales «no ha permitido identificar ninguna exposición común».

Te puede interesar

Comentar ()