Salud

Qué se sabe de la 'nueva' hepatitis infantil que afecta a Reino Unido, Irlanda, España y EEUU

España estudia al menos tres casos de la enfermedad que han sido atendidos en hospitales de la Comunidad de Madrid.

Hospital de La Paz, Madrid EP

La alerta saltó en Reino Unido y llegó al Centro Europeo de Prevención de Enfermedades (ECDC) el pasado 12 de abril. «El ECDC ha sido informado de un aumento de hepatitis agudas en niños en las pasadas semanas en Reino Unido y comparte esta información intencionadamente para aumentar la alerta entre los médicos que asisten a niños, para determinar si hay casos similares en otros países». Los casos responden a una hepatitis aguda severa que no se identifica en el laboratorio con ninguno de los virus conocidos (hepatitis A, B, C, D y E) ni se asocian a otra causa.

Los últimos datos de Reino Unido (del 12 de abril) recogen 74 casos bajo investigación, más tres en Irlanda. En España, la Comunidad de Madrid investiga tres casos y en Estados Unidos, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informó también el pasado martes que estudia un total de nueve casos en Alabama sucedidos desde el pasado otoño. La revista Science informaba el 15 de abril de fuentes de grandes centros hospitalarios pediátricos de Holanda y Dinamarca que están viendo también un aumento de este tipo de hepatitis. «Hemos visto un número de trasplantes infantiles en los cuatro primeros meses de 2022 similar al que se produce normalmente en todo un año», informaba el cirujano pediátrico Ruben de Kleine, del Centro Médico Universitario Groningen, a la revista.

En Reino Unido e Irlanda, los 74 casos confirmados corresponden a niños menores de 10 años previamente sanos y seis de ellos han requerido trasplante de hígado. No se ha confirmado ningún fallecimiento y los casos se han dado tanto en Inglaterra como Escocia e Irlanda del Norte.

En España, los casos bajo estudio que la Comunidad de Madrid ha reportado al Centro de Alerta y Control de Enfermedades (CCAES) del Ministerio de Sanidad son tres (con últimos datos del 18 de abril), procedentes de la Comunidad de Madrid, Aragón y Castilla la Mancha. Los tres niños tienen entre dos y siete años y están siendo tratados en el Hospital madrileño de La Paz. Uno ha requerido trasplante y los tres evolucionan de forma positiva.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado a El Independiente sobre los casos en Reino Unido e Irlanda que «las pruebas de laboratorio excluyen en todos los casos los virus de la hepatitis A, B, C, D y E y se han descartado también las causas habituales de hepatitis o antecedentes de viajes. Se sigue investigando otro tipo de causas infecciosas, tóxicas o químicas».

Las mismas fuentes, que no confirman si se ha sumado algún caso más a los tres notificados por la Comunidad de Madrid, explican que tras la notificación del ECDC «el Ministerio de Sanidad ha realizado una comunicación a las comunidades y ciudades autónomas a través de la Ponencia de Alertas y de la Comisión de Salud Pública y a las sociedades científicas de Pediatría y gerencias de hospitales para realizar una observación y búsqueda activa de posibles casos».

Para ello, han compartido «un modelo de encuesta epidemiológica a realizar a los posibles casos que se vayan detectando tras esta búsqueda activa en las historias clínicas desde enero hasta ahora para contribuir a la identificación de la etiología». Así podrían incluirse casos ya resueltos desde el inicio de 2022.

Hipótesis sobre las causas de la nueva hepatitis

La hepatitis consiste en la inflamación del hígado y la causa más común es vírica. Hay cinco tipos de hepatitis víricas identificadas con los nombres de la A a la E. El calendario vacunal infantil en España incluye desde mediados de los años noventa la vacunación de la hepatitis B (por ser la más frecuente y que más tiende a cronificarse) y en Cataluña, Ceuta y Melilla se administra además la de la hepatitis A. La hepatitis también puede producirse por un consumo excesivo de alcohol, drogas o fármacos o por una disfunción del sistema inmunológico que provoque que éste ataque a las células del hígado.

«Aún no se ha identificado la causa de estos brotes, aunque por las características de los casos y su forma de presentación lo más probable es que en el origen esté un agente infeccioso», explica Maria Buti, expresidenta de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), colaboradora del ECDC y de la Sociedad Europea de Estudios del Hígado.

Buti explica que en niños «es muy común que las hepatitis sean asintomáticas» y que los casos aún están en estudio. «Esto es importante porque el ECDC ha establecido unas características muy concretas que deben reunir los casos y que comprenden la elevación de las transaminasas a un nivel determinado o la edad, entre otros».

«La alerta sanitaria emitida está dirigida a los sanitarios, para que se puedan identificar todos los casos lo antes posible y facilitar la investigación, pero no hay razón de alarma para los padres», afirma Buti, quien subraya que «el pronóstico de la enfermedad es bueno aunque un número pequeño de casos ha requerido un trasplante hepático».

Síntomas de la hepatitis (comunes a todas)

El ECDC incluye entre los síntomas de esta hepatitis aguda y que son comunes a la enfermedad independientemente del origen, orina oscura, heces pálidas o grises, picor en la piel, ictericia (piel y ojos de tono amarillento), dolor muscular y de articulaciones, fiebre, malestar y cansancio inusual continuado. Además, náuseas, dolor de estómago y pérdida de apetito.

En un comunicado, la Comunidad de Madrid aconsejaba para prevenir la hepatitis «como principal medida preventiva el lavado frecuente de las manos,
cubrirse al toser con la parte interior del codo y emplear pañuelos desechables. Además, recomienda consultar con el pediatra si el menor comienza con síntomas que se agravan en pocos días. Además, estos solo deben recibir los medicamentos prescritos por su médico o pediatra».

Te puede interesar

Comentar ()