Familia

Cuál es la carta ideal a los Reyes Magos y cómo conseguir que tu hijo la escriba

logo
Cuál es la carta ideal a los Reyes Magos y cómo conseguir que tu hijo la escriba

Un niño escribiendo una carta a los Reyes Magos. EP

Resumen:

Estos días, en muchas casas se cierran los sobres con las cartas a sus Majestades los Reyes Magos de Oriente. Millones de niños ultiman sus deseos para esta Navidad, mientras sus pajes se afanan ya y lo harán durante las próximas semanas para hacer felices a los más pequeños. Sin embargo, las caritas de ilusión que probablemente abran los regalos durarán más o menos tiempo según algunos factores: si el juguete está adaptado a su edad, si encaja con su personalidad o si es duradero depende si será objeto del juego apenas unas semanas, meses o años.

Por ello, antes de gastar el dinero – el año pasado fueron unos 240 euros por hogar -, es posible hacerse algunas preguntas para sacar más partido a los regalos navideños. Porque no todo es la cantidad, aunque también importe.

La primera pregunta, ¿hay que poner a los niños los juguetes que han pedido o deben elegirlos los pajes? «Depende de lo que el niño haya pedido, pero si vemos que es demasiado o que lo que han pedido no es adecuado para ellos, habrá que buscar un ten con ten. No hay que olvidar lo bonito de la ilusión, pero habrá que adaptarla a los criterios familiares como el bolsillo, el espacio del que dispongamos y otros relativos a la situación del niño, por ejemplo no regalarle un juego para cuatro o más participantes si suele estar él solo en casa», apunta Natalia Sánchez, profesora de Eduación Infantil en la Universidad a Distancia de Madrid (Udima).

Por ello, antes que llenarles el árbol de juguetes que no han pedido e ignorar lo que escribieron en la carta, tanto Sánchez como la psicóloga familiar Amaya Prado coinciden en que lo primero es sentarse con el niño a elaborar la carta. «Se trata de redirigir sus ideas a peticiones que se puedan cumplir. Aconsejarles y explicarles por qué ese otro juguete les puede gustar más y así convencerles de lo que nosotros pensamos», indica Prado.

Menos juguetes de moda

Sánchez recomienda en la medida de lo posible «evitar los que nos parezcan una moda pasajera, que además suelen ser los más caros, por otros que sean útiles y parezcan más duraderos». La experta también apuesta por seguir una máxima: «Cuánto más haga el juguete, menos hará el niño. Nos cargamos el espíritu y el entusiasmo del niño si todos los estímulos le vienen de fuera».

Para Prado, también hay que primar «juguetes que puedan utilizarse en equipo, los que fomenten las relaciones sociales y la capacidad de frustración». Esos son los juguetes, incide Sánchez, que más convienen a niños tímidos o introvertidos: «Ellos necesitan juguetes que fomenten la creatividad y la sociabilización, que no tienen por qué ser solo construcciones o manualidades, también el juego simbólico fomenta mucho su creatividad. Hay que ir descubriéndoles distintos juegos que no hayan probado antes».

«Para niños impulsivos o que les cuesta controlarse y mantener la atención, son aconsejables los juegos de mesa donde el niño puede entrenar su capacidad para esperar turno, resolver conflictos y tolerar la frustración que pueda suponerle perder», añade Prado.

Evitar lo tecnológico

Estas dos expertas coinciden en primar otro tipo de juguetes respecto a lo tecnológico, que suele ser la estrella de las navidades. «Con esto hay que tener mucho cuidado con las edades recomendadas, porque muchos padres, por desconocimiento, dejadez o por cumplir el deseo del niño les dejamos juegos que no son apropiados para su edad y que pueden perjudicar a su desarrollo», afirma Prado, que pone como ejemplos la visión de conductas violentas o la exposición a juego no controlado a edades en las que son aún más vulnerables.

Como ejemplos, dos de los videojuegos más populares. El Fortnite no está recomendado a menores de 12 años y el GTA 5 hasta los 18. Este último juego, al que acceden muchos menores, advierte sobre la exposición de los niños a lenguaje soez, miedo, drogas, sexo, discriminación y juego.

«Sobre la exposición a las tecnologías hay muchísima evidencia científica que en muchas ocasiones se pasa por alto. Hay muchos efectos negativos sobre el cerebro y la atención. Además, si no los educamos antes, a los 14 años será ya muy difícil decirles que dejen de jugar a videojuegos…», afirma Sánchez.

Ideas para juegos por edades

Para niños entre seis y 24 meses, Sánchez recomienda «los juegos de encajar o para hacer torres, porque desarrollan el pensamiento lógico y la resistencia a la frustración que luego siempre se quiere trabajar con los niños más mayores».

A partir de los tres años, son recomendables los juegos abiertos, de marcas educativas. Como Haba, Djeco, Dideco o Clementoni, entre otras. «Juegos que fomenten la creatividad o que se muevan», añade la experta.

A partir de los cinco o seis años, Sánchez apuesta por juegos que desarrollen de nuevo el pensamiento lógico, como Virus, Dobble o Lince, para jugar en equipo de dos a seis jugadores. «Fomentan el juego familia, porque entretiene tanto a niños como mayores y funciona igual en casa, de viaje o en un restaurante, pues son juegos de cartas y sin tener que recurrir al móvil o la taboleta».

Este tipo de juegos con un componente educativo son, Según el profesor de EAE Business School Eduardo Irastorza, los que tienen un mayor futuro: «Quienes compran los juguetes exigen que el juguete se acompañe de otros valores como la educación o la sostenibilidad. Además, se persigue que tengan una continuidad, en caso de ser juguetes físicos, en internet o en otros formatos».

¿Cuándo le regalo el móvil?

Si aún dudan si comprar el teléfono móvil al niño esta Navidad, la respuesta de Sánchez es clara: «Solo si lo necesita. Y eso significa que pase tiempo solo fuera de casa, si se desplaza solo al colegio o si la familia necesita contactar con él. Además, hay que evaluar su nivel de madurez, si tiene sentido crítico para hacer frente a las situaciones que pueda afrontar con él. Y si se lo damos, siempre bajo unas reglas que permitan a los padres acceder al contenido y con un contacto cercano en el que los padres se vean como un apoyo», explica la educadora.

Tendencias de 2019

Más allá de lo que los Reyes Magos quieran dejar a los pequeños, lo cierto es que hay unos juguetes que son los triunfadores de 2019 y que serán más difíciles, probablemente, de encontrar por parte de sus Majestades. Según los estudios de la consultora especializada NPD Group, las muñecas lideran los más vendidos esta navidad.

«El mercado español es muy muñequero, aunque este año también han crecido mucho todos los muñecos de acción ligados a películas o vídeojuegos», afirma Cristina Pérez, consultora de NPD. El podio lo ocupan tres muñecas, The bellies, bebés llorones y un surtido de L.O.L. surprise! Otro pack de bebés llorones ocupa el cuarto lugar y en el quinto, los pequeños trompos japoneses beyblade. En el ranking de los 16 primeros, se cuelan entre las muñecas el juego de cartas Virus!, algunos muñecos de superhéroes y fortnite y coches hot weels.

Comentar ()