// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos El agua no adelgaza.

El agua no adelgaza.

Salud

El agua ni engorda ni adelgaza (salvo alguna cosa)

Si te das una vuelta por Youtube, verás que no son pocos los supuestos canales de “salud” que te dicen cómo adelgazar bebiendo mucha agua. Sin embargo, pese a las cientos de miles de visualizaciones de esos vídeos y al volumen de artículos pseudocientíficos que abundan junto a ellos, es totalmente falso que el agua adelgace. Más bien, el agua ni engorda ni adelgaza. Es todo un mito, y no una realidad. Tampoco existen dietas milagro que hagan bajar de golpe 5, 10 o 20 kilos. Aunque beber agua sí que puede ayudarnos en algunos casos, pero nunca por sí sola.

“El agua no tiene calorías y por lo tanto no engorda ni adelgaza”, afirma a El Independiente el doctor Javier Aranceta, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Según este experto, “lo que sucede es que si nosotros vamos a beber al día 2 litros de líquidos y estos líquidos tienen calorías (como por ejemplo le ocurre a los refrescos) entonces es fácil que engordemos. Es así de simple: si bebemos agua en vez de bebidas que sí tienen calorías, es fácil que no cojamos peso porque, simplemente, no hemos tomado ninguna caloría.

Esto podría explicar por qué algunos estudios encontraron ligeros descensos de peso en personas que bebían más agua respecto a grupos de control. Igualmente, Lina Robles, nutricionista del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela asegura que “el agua no tiene ningún valor calórico, por tanto el agua ni engorda ni adelgaza”. Sin embargo, lo que sí sucede, explica, es que “el hecho de beber agua antes de las comidas, puede engañar al estómago y por tanto comer menos cantidad. Si bebemos agua antes o durante las comidas nos vamos a llenar antes. Pero ni mucho menos esto quiere decir que el agua adelgace”.

Es importante concienciar a la población de que no existen las dietas milagro ni pócimas mágicas para adelgazar. Lo más importante para perder peso es querer hacerlo: “si acudimos a la consulta por obligación, la dieta difícilmente va a funcionar. Hay que estar preparado a la hora de empezar la dieta”, afirma. Por otro lado, como puntos importantes a la hora de seguir una dieta, según expone Robles, es importante tener en cuenta 6 aspectos:

  • Mantener el orden de comidas, es decir dividir las comidas en 5-6 ingestas diarias (desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y recena).
  • Hacer una dieta equilibrada, baja en grasas, azucares y calorías. Es muy recomendable hacer siempre la dieta bajo supervisión médica.
  • Acompañar la dieta de ejercicio físico moderado pero constante.
  • Beber agua (al menos 1,5 litros o 2 al día).
  • Llevar control de peso e ir ajustando la dieta a las necesidades del paciente y a las distintas épocas del año.
  • Evitar dietas rápidas y dietas milagro, tanto por el efecto rebote posterior como por las consecuencias negativas que pueden generar en nuestra salud.

La importancia de una buena hidratación

¿Sabías que cuando nuestro organismo pierde tan sólo un poco de agua nuestra salud se ve afectada? Así lo muestra la Guía de la Hidratación del Instituto de investigación Agua y Salud publicada en 2018: “con sólo un 1% de pérdida de nuestro peso corporal, ya se puede ver afectado nuestro rendimiento físico y cognitivo y a medida que aumenta la deshidratación, los síntomas y efectos se van agravando, pudiendo llegar, en los casos más severos, a delirios y alucinaciones”.

Otro dato importante que refiere el documento es que “si la deshidratación excede un 2% de tu peso corporal, el rendimiento y la capacidad de trabajo disminuyen”. Estar hidratados es fundamental para nuestra salud: en el aparato digestivo, el sistema circulatorio, los riñones, el aparato circulatorio, la piel o el cerebro.

Si tenemos sed, ya estamos deshidratados.

El agua es uno de los componentes principales de nuestro organismo: el 60% de nuestro peso corporal está compuesto por agua, pero el cuerpo humano, tal y como muestra este documento, no tiene capacidad para almacenar agua. Por ello, “cada día se pierden en torno a 2 litros y medio por medio de la respiración (400 ml), el sudor (350 ml), la orina (1.500 ml) y las heces (150 ml), bajo condiciones normales de actividad y temperatura”. De ahí, la importancia de mantener nuestro cuerpo bien hidratado y de beber agua de forma regular. No sólo cuando tengamos sed. Si tenemos sed, ya estamos deshidratados.

La ingesta de agua en un adulto, explica el doctor Aranceta, tiene que ser de 2 litros, que pueden venir del agua (80%), de otros líquidos y de alimentos ricos en agua como por ejemplo las frutas o las verduras.

¿Cuánta agua debemos tomar al día?

El 75% de los españoles no alcanzan las recomendaciones sobre ingesta diaria de agua propuestas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA http://www.efsa.europa.eu/) y la Organización Mundial de la Salud (OMS ). Así lo muestra la encuesta Hábitos de consumo de bebidas y su asociación con la ingesta total de agua y de energía en la población española, perteneciente al estudio ANIBES de la Fundación Española de Nutrición (FEN).

los hombres deben de beber 2.5 litros al día y 2 las mujeres

Los organismos internacionales indican que los hombres deben de beber 2.5 litros al día y 2 las mujeres. Además, el 80% de ese agua debe ser ingerido directamente por agua y el 20% por alimentos. Además, como ya hemos dicho, es importante beber sin esperar a que tengamos sed. Por ello, el IIAS recomienda beber unos 330 ml, aproximadamente, cada dos horas, aproximadamente.

Las recomendaciones de agua en la población infantil, según el IIAS, son:

  • Hasta los 6 meses basta con la lactancia materna (no es necesario incluir ningún líquido más).
  • De 6 hasta 12 meses, la ingesta de agua debe oscilar entre 600 y 800 ml.
  • De 1 a los 3 años, la ingesta de agua debe oscilar entre 900 y 1300 ml
  • De 4 a los 8 años, la ingesta debe ser de 1300 y 1700 ml
  • De los 9 a los 13 años, las niñas deben beber entre los 1600 y 2100 ml y los niños de 1.800 a 2.400 ml.
  • A partir de los 14 años, para las chicas de 1.800 a 2.300 ml/día y para los chicos entre 2.000 a 2.500 ml.
  • Igualmente, es importante que los niños beban de forma regular y que no esperan a tener sed. Una buena recomendación e que lleven una botella de agua en su mochila.
logo
El agua ni engorda ni adelgaza (salvo alguna cosa)