Salud

Madrid se queda sin suficientes vacunas del sarampión por la alerta social

logo
Madrid se queda sin suficientes vacunas del sarampión por la alerta social

Madrid se queda sin suficientes vacunas del sarampión por la alarma social. EP

Resumen:

Las consecuencias del resurgimiento del sarampión, debido principalmente a los antivacunas, han alcanzado a la Comunidad de Madrid. La Consejería de Sanidad ha restringido totalmente la vacunación de la triple vírica (sarampión, rubeola y paperas) de adultos desde hace algunas semanas y ha experimentado también problemas para vacunar a los niños, teóricamente ya subsanados pero que aún persisten en algunos centros de salud.

Los problemas se dieron a conocer a los profesionales sanitarios el pasado 17 de octubre, cuando la directora general de Salud Pública, Carmen Yolanda Fuentes Rodríguez, informó que el laboratorio proveedor de la vacuna, MSD Vaccins, les había comunicado «falta de abastecimiento». Según informaba la carta, era «el importante incremento en la vacunación con triple vírica en los últimos meses, debido a una demanda activa por parte de la población adulta», la causante de la falta de unidades por parte del laboratorio.

Así, se daba a los centros de salud la orden de vacunar exclusivamente a los niños de 12 meses y excluir por tanto a los de cuatro años (la vacuna de la triple vírica se administra en dos dosis) y a los adultos. La misiva informaba también de que, en caso de carecer de suficientes vacunas para garantizar la dosis de los bebés de 12 meses, «se realizará un pedido al Servicio de Prevención de la Enfermedad».

Sin embargo, semanas después eran numerosos los centros de salud de la región que no disponían de vacunas siquiera para los niños de 12 meses, como el Centro de Salud Emisora, de Pozuelo de Alarcón, donde se habían quedado sin ellas «desde principios de noviembre y sin información de cuándo va a haber vacunas disponibles», según fuentes del personal sanitario.

También Juan José Jurado, el presidente de la Sociedad de Enfermería Madrileña de Atención Primaria (SEMAP), confirma que la alerta generada por el aumento del sarampión a nivel internacional provocó «que se hiciese énfasis en los adultos, especialmente los nacidos en los años setenta, para que se vacunasen y aumentaron mucho las consultas», lo que justifica como causa del desabastecimiento.

Cesión de «dosis de manera solidaria» entre regiones

El día 23 de octubre, la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial de Salud (que coordina el Ministerio de Sanidad), se reunió de forma extraordinaria para tratar el problema y acordó una «redistribución de dosis cedidas de manera solidaria por las comunidades autónomas no afectadas por el problema», según figura en una carta de la Comunidad de Madrid del 13 de noviembre. También en Aragón se han dado algunos problemas, según informaba hace unos días El Periódico de Aragón. Según la carta de la consejería madrileña, el Ministerio confirmó el 8 de noviembre un total para la región madrileña de 26.120 dosis con las que se determinaba, según la carta firmada de nuevo por Fuentes Rodríguez, que la comunidad cuenta con «capacidad para restablecer la vacunación del calendario infantil».

En la carta, el departamento de Salud Pública informa de que «en cuanto se normalice la situación» y estén «en disposición de normalizar la vacunación frente a la triple vírica en todas las edades» se notificará a los centros de salud de la disponibilidad de la vacuna para adultos, pero fuentes de la Consejería de Salud han informado a este periódico de que «ya se ha firmado un nuevo contrato con otro proveedor de la vacuna que se hará efectivo a partir de enero». Por lo que no sería hasta el año que viene cuando los adultos madrileños puedan vacunarse de la triple vírica.

No obstante, al menos seis días después de la carta remitida por Salud Pública este martes por la tarde, en varios centros de salud de Madrid no se ha reestablecido el suministro, tampoco para los niños de 12 meses. Es el caso del centro de Salud de Prosperidad o el de Emisora en Pozuelo de Alarcón, donde esta misma mañana pedían a quienes solicitaban información «volver a llamar en dos semanas».

MSD, por su parte, ha confirmado a este periódico la falta de suministro de la vacuna MMRVAXPRO (triple vírica), que han relacionado con «un retraso en la llegada de las dosis planificadas  y a un ligero incremento del consumo de esta vacuna». Desde la farmacéutica aseguran que han «estado colaborando y trabajando con las autoridades sanitarias para revertir esta situación con la mayor celeridad» y que han obtenido la «obtenido la autorización de la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) para traer dosis de esta vacuna procedente de otros países como medida extraordinaria para cubrir las necesidades actuales de la vacunación».