Salud

El pánico por el estallido del coronavirus en Italia acaba con las existencias de mascarillas

El brote de Covid-19 en Milán dispara la demanda de los productos protectores en España.

«No tenemos», «no nos quedan», «se han agotado por el coronavirus«, «tenemos lista de espera», «hace tres semanas que estamos esperando»; estas son algunas de las respuestas que puedes encontrar en las farmacias de Madrid si entras preguntando por mascarillas protectoras. Los problemas de abastecimiento de mascarillas en las farmacias se han agudizado tras el estallido del brote en Italia.

«Todo el stock que teníamos en almacén, que era para dos meses largos se agotaron, en cuestión de horas, en enero», explica Cristina López Cobollo, portavoz de la distribuidora de productos farmacéuticos Cofares. «La mascarilla con filtros prácticamente se ha agotado y de las quirúrgicas sí que tenemos disponibilidad. Las quirúrgicas no protegen frente a una persona con la enfermedad, pero evitan que la persona enferma la trasmita por esa vía», explica.

La evolución de la crisis del coronavirus se ha dejado notar en la demanda de productos como mascarillas, desinfectantes de manos y termómetros. «En enero el crecimiento de la venta de mascarillas fue del 300% y en febrero fue del 700% pero lo que estamos notando es que con los casos de Italia todavía se ha incrementado mucho más», explica la portavoz de la distribuidora.

«Las fábricas no dan abasto, según las fabrican nos las entregan y según nos llegan las distribuimos», añade López Cobollo. Según ha confirmado el mayor fabricante mundial de estos productos, 3M, a El Independiente, «todas nuestras fábricas de todo el mundo trabajan las 24 horas los siete días de la semana para poder satisfacer el crecimiento de la demanda mundial de mascarillas».

No hay mascarillas para todos

Si un brote de coronavirus estallara en una localidad española de 10.000 habitantes, ¿habría mascarillas para todos? «Sería complicado porque, ¿cómo priorizas servir a una farmacia de una localidad frente a otras?», se pregunta López Cobollo. Sólo la intervención de las autoridades sanitarias podría satisfacer una demanda así: «Si hay una intervención se concentraría el reparto, si no, nosotros lo distribuimos equitativamente según se va solicitando».

«Desconocemos cómo va evolucionar la crisis del coronavirus, pero si sigue creciendo no va a haber stock», añade. Este problema se agudiza en el caso de las mascarillas de filtro, las más seguras. «Muchos de sus componentes vienen de China y ahora los necesitan para su propia demanda».

Desinfectantes de manos

Uno de los elementos fundamentales en las medidas de precaución son los geles hidroalcohólicos, desinfectantes de manos, para evitar el contagio del coronavirus. Estos productos han multiplicado su venta por la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de usarlos.

En lo que va de año (del 1 de enero hasta el 16 de febrero de 2020), las farmacias españolas han visto cómo la venta de productos de la categoría “desinfectantes y ayuda en higiene de manos” ha aumentado en más de 8.000 unidades, un incremento del 300% con respecto al mismo periodo del año anterior. Y en febrero ha superado el 700%.

«Para este tipo de productos no tenemos miedo de que se produzca desabastecimiento porque se producen con facilidad en España», explica López Cobollo.

Comentar ()